Raque Álvarez Directora Comercial de Cityboard

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Raquel Álvarez trabajaba con un grupo de compañeros en la venta de ordenadores y teléfonos móviles. Como la empresa dejaba de ser rentable, les gustaba la tecnología y varios de los trabajadores eran aficionados al ciclismo, decidieron montar un negocio de movilidad. Empezaron en 2015 comercializando hoverboards, siguieron con patinetes y bicicletas eléctricas. En 2018 han facturado 300.000 euros y a final de este año esperan estar ganando dinero.

Una de vuestras claves parece estar en que os ensamblan las
bicicletas en Portugal. ¿a qué se debe?

A las leyes antidumping. Nos sale mucho mejor de precio. Además,
en España no hay empresas de ensamblaje de bicicletas. Los empleados nos repartimos entre Madrid y Vigo. Somos unos veinte. Fuimos
una de las primeras empresas que entramos en el negocio de la movilidad, en 2015. Nuestro producto es de calidad. Los compradores
están contentos. Puede verse en las valoraciones de Amazon. Estamos
abriendo nuevos canales de venta y hemos empezado a vender en
Francia y en Italia.


¿Cómo os compran?
La mayoría de la venta es online: Amazon, Rakuten… El 50% es a
través de Amazon. Se quedan con un 15%, pero nos compensa. Hay
tiendas físicas que cobran más. En ellas no se vende tanto, y hay
marcas muy consolidadas (Orbea, BH) con las que es muy difícil
competir. Mucha gente va a la tienda física y luego compra a través
de Internet. Amazon te da la posibilidad de devolver el producto en
un plazo de treinta días. Hay más facilidades con las garantías. Vende también productos usados, algo que no es nuestra política, pero
es cosa suya: nos compran por adelantado y luego comercializan
como quieren.


¿Cuántas unidades vendéis?
Al mes, unos trescientos patinetes con manillar. En Navidad, las ventas se triplican. Solo en Amazon vendimos trescientos en esta época.
En bicicletas eléctricas, vendemos unas cien al mes, y subiendo.
Nuestra apuesta por la movilidad tiene más bien que ver con la bicicleta eléctrica. Creemos que el patinete es una moda que desaparecerá, aunque estamos vendiendo bastantes.


¿Cómo son vuestros clientes?
Los que compran patinetes tienen entre 20 y 50 años. No los utilizan
para trabajar y han de tener dinero sufi ciente, pues cuestan a partir
de 500 euros. Las bicicletas eléctricas son para personas que tienen
cerca de cuarenta años o más y les cuesta pedalear.


¿No son productos muy caros?
Son precios asequibles para nuestra calidad; de gama media. En Amazon se pueden ver valoraciones de clientes que dicen que vendemos
bicicletas de 2.000 euros por 899.


¿Dónde venden más en España?

Madrid, Barcelona y Valencia, donde se ha puesto muy de moda el
patinete eléctrico. En Galicia se vende menos: suele decirse que las
novedades llegan aquí con dos años de retraso, aunque estamos en
Vigo. En el sur, tampoco vendemos mucho; en el País Vasco, algo de
bicicletas. Las tiendas en Barcelona favorecen que vendamos en Francia, donde comercializamos más patinetes que bicis. También vendemos en Andorra.


¿Cómo se promocionan?
Confiamos mucho en las ferias. Hemos estado en Sea Otter, la feria
de Gerona, y en septiembre estaremos en Las Rozas. Creemos que
es un buen modo de darnos a conocer.


¿Cómo les están afectando los cambios en la normativa de
circulación?

Se han notado. Han bajado las ventas. Hay incertidumbre entre la
gente que espera a ver cómo va a evolucionar. No saben si van a
tener que matricular los patinetes.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies