Repsol, Endesa e Inditex lideran el estudio de Ecodes sobre empresas y derechos humanos en el Ibex

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Repsol, Endesa e Inditex son las compañías del Ibex-35 con mejor valoración en el primer estudio sobre Empresas y Derechos Humanos realizado por Ecodes y donde reconoce la calidad de la gestión y las políticas de la compañía, así como su anticipación a la futura legislación europea de debida diligencia en derechos humanos.

A la cabeza de la clasificación se sitúa Repsol con una puntuación de 20,5 puntos sobre un máximo de 26; seguido por Endesa e Inditex, con un 17,5 cada una; Telefónica, con un 15; Iberdrola, con un 14 y Acciona y REE, que logran una nota de 13,5 puntos. En las últimas posiciones se ubicarían a su vez Almirall, con un punto; PharmaMar, con 1,5; junto a IAG y ArcelorMittal, con 4,5 puntos cada una.

Para elaborar el ranking, Ecodes ha examinado la calidad de los compromisos relacionados con derechos humanos, la responsabilidad de la gestión, la implementación de un sistema de debida diligencia y de mecanismos de reclamación y remediación de las empresas que conforman el selectivo bursátil español.

El estudio ha sido elaborado a partir del ‘Corporate Human Rights Benchmark’ (CHRB), una metodología reconocida a nivel internacional que genera una serie de indicadores, permitiendo así obtener una panorámica exhaustiva de las prácticas empresariales en materia de derechos humanos.

En Repsol indicaron que el compromiso de la compañía con los derechos humanos ya la situaba desde hace varios años en posiciones muy destacadas en el prestigioso benchmarking mundial de CHRB.

“Estamos orgullosos de este primer puesto en el ranking de Ecodes que consolida aún más a Repsol como una de las empresas españolas más comprometidas con el respeto de los derechos humanos”, indicó su director de Sostenibilidad, Fernando Ruiz.

Según el directivo, la compañía gestiona dicha preocupación “con debida diligencia desde el inicio de los proyectos”, y establece relaciones “constructivas y de confianza” con sus empleados, proveedores, empresas con las que mantienen relaciones comerciales y las comunidades vecinas “mediante un diálogo continuo y transparente”.

La compañía indicó que Repsol es una de las empresas españolas “referentes en el respeto de los derechos humanos” desde que en 2002 se integró en el Pacto Mundial de las Naciones Unidas. En 2003, la compañía adoptó políticas que integraban los derechos humanos en la gestión y desde 2008 cuenta con una política específica de derechos humanos y relación con las comunidades.

En 2011, la compañía integró además en su estrategia las directrices establecidas en los Principios Rectores de Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas “con el fin último de que sus actividades y decisiones no tengan consecuencias negativas sobre los derechos humanos de las personas”.

El estudio de Ecodes ha sido respaldado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación del Gobierno de España, además de por la World Benchmarking Alliance (WBA) y la fundación EIRIS.