Rosalía desata la locura en su primera noche en Barcelona dentro del ‘Motomami World Tour’

La cantante catalana Rosalía ha desatado la locura este sábado por la noche ante un público de 17.000 personas y en un Palau Sant Jordi de Barcelona que ha vendido las entradas tanto para el concierto de esta noche como para el que ofrecerá el domingo dentro de la gira mundial ‘Motomami World Tour’.

Ante un público entregado y puntual que a las 21.30 coreaba su nombre frente a un escenario aún vacío, Rosalía ha aparecido entre sonidos de motores y ha hecho enloquecer a los asistentes cuando se ha sacado el casco que llevaba y ha mostrado su rostro para inaugurar por todo lo alto el concierto con ‘Saoko’.

Vestida en rojo y cuero con una falda corta, chaqueta y botas altas de plataforma y el pelo recogido en dos largas trenzas y junto a ocho bailarines, ha entonado ‘Candy’, ‘Bizcochito’, y ha seguido con las melodías bachateras de ‘La Fama’, fruto de la colaboración con el canadiense The Weeknd, y ha arrancado los gritos del público cuando se ha puesto unas gafas de sol antes de entonar los primeros versos sin dejar de derrochar estilo.

Ha sido cuando se ha quedado sola en el escenario con una guitarra eléctrica y bajo la luz de un foco que se ha dirigido al público en catalán para expresar su agradecimiento a aquellos que le han seguido desde sus inicios, con los álbumes ‘Los ángeles’ (2017) y ‘El Mal Querer’ (2018).

ILUSIONADA DE «ESTAR EN CASA Y CANTAR»

Antes de interpretar ‘Dolerme’, la cantante, nacida en Sant Esteve Sesrovires, ha asegurado que cantar en Barcelona le resulta especial: «Me hace mucha ilusión estar en casa y cantar. Para mí, cualquier escenario es un lugar sagrado, pero no sé por qué este siempre me hace feliz. Muchas gracias por llenar el Sant Jordi conmigo».

Después de la poderosa ‘Bulerías’, le ha dado una pista al público del siguiente tema cuando ha preguntado ‘Si yo digo ‘moto’, tú dices?’ para presentar la canción que bautiza su nuevo álbum, ‘Motomami’, seguida por la sentida’G3 N15′, dedicada a su sobrino, que ha cantado visiblemente emocionada.

El concierto ha cambiado de registro con ‘Linda’, la animada colaboración con la rapera dominicana Tokischa, y Rosalía ha bajado al público con la ineludible ‘La noche de anoche’, colaboración con el puertorriqueño Bad Bunny, y ha ido pasando el micrófono a algunos afortunados de las primeras filas para que la entonaran con ella.

Después de que el escenario se haya teñido de luz roja con ‘Diablo’, desde el piano ha compartido con el público uno de los temas más destacados del nuevo álbum, la sensual ‘Hentai’, que ha conseguido que miles de personas cantaran a un mismo son, y así han seguido con ‘Pienso en tu mirá’ y con una versión de ‘Perdóname’, original de La Factoria con Eddy Lover.

La cantante ha cambiado su falda corta por otra negra y larga, de más de diez metros, con la que ha inundado todo el escenario, cuando ha sido el turno de la solemne ‘De plata’ y ‘Abcdefg’, y le ha hecho un guiño al público barcelonés con ‘Millonària’, su única canción en catalán.

SESIÓN DE REGGAETON Y REPASO DE LOS INICIOS

El reggaeton y los ritmos latinos han llegado de la mano de ‘La combi Versace’, otra colaboración con Tokischa, ‘TKN’, firmada junto al rapero estadounidense Travis Scott, ‘Yo X Ti, Tu X Mi’, que tiene junto a Ozuna, y cuando ha llevado a su terreno la ‘Gasolina’ de Daddy Yankee antes de regalar ‘Despechá’, que aún no ha publicado pero que los asistentes ya han demostrado conocer a perfección, así como ‘Aislamiento’ y ‘Chiri’.

En una constante exhibición de fuerza y talento, ha mantenido el listón alto mezclando algunos de sus primeros grandes éxitos con otros del nuevo, con ‘Blinding Lights’, también con The Weeknd, ‘Como una G’, la esperada ‘Malamente’, ‘Delirio de grandeza’, ‘Los Ángeles’ y ‘Con Altura’, durante las que no ha parado de bailar y moverse adueñándose del recinto.

Tras abandonar unos minutos el escenario, ha reaparecido en monopatín para sellar el espectáculo con ‘Chicken Terikayi’, ‘Sakura’, que ha dedicado a la pareja flamenca Lole y Manuel, y con ‘CUUUUuuuuuute’, con la que ha culminado un concierto de más de dos horas y por todo lo alto ante un público hechizado y satisfecho que la ovacionaba y la inmortalizaba con las cámaras de sus teléfonos.

Tras su doble cita en la capital catalana, la estrella seguirá su gira, que cuenta con un equipo técnico de un centenar de personas que la acompañan por los 16 países del tour, que empezó el pasado 6 de julio en Almería y del que se despedirá el 18 de diciembre en París (Francia).