Sacyr gana 20 millones hasta marzo e impulsa un 25% su Ebitda, hasta 243 millones

Sacyr registró un beneficio neto de 20 millones de euros durante el primer trimestre de este año, lo que supone una reducción del 21% respecto al mismo periodo de 2021, debido a que el beneficio del año pasado incluyó la participación en Repsol.

Entre enero y marzo de este año, obtuvo un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 243 millones de euros, un 25% más que en el mismo periodo de 2021, al tiempo que la rentabilidad alcanzó un porcentaje récord y se situó en el 20,3%, 200 puntos básicos superior a la alcanzada un año antes.

La cifra de negocios creció el 13% en el primer trimestre del año, hasta los 1.196 millones de euros, según ha informado la compañía, que ha destacado que estas cifras demuestran la fortaleza de su modelo de negocio, que es «predecible, recurrente y estable, en un escenario macroeconómico desafiante e incierto».

La cartera de Sacyr asciende ahora a 48.343 millones de euros, un 5% más, de los que el 81% corresponde a la división de Concesiones, el 13% a Ingeniería e Infraestructuras y el 6% restante, a Servicios.

La primera rama de negocio, Concesiones, impulsó un 29% sus ingresos y un 27% su Ebitda, gracias a la buena evolución operativa de la mayoría de los activos tanto de la cartera de infraestructuras como de la actividad de agua, a la puesta en operación de diferentes tramos de autopistas, a la mejora de los tráficos y a los nuevos activos adquiridos en Australia y Argelia.

En Ingeniería e Infraestructuras, la cifra de negocios creció un 10% y el Ebitda otro 16%, aunque se vio afectado por el encarecimiento de los precios de las principales materias primas. En Servicios, los ingresos avanzaron un 3% y el Ebitda un 13%.

SUBE UN 17% LA DEUDA POR INVERSIONES

En el plano financiero, la deuda neta con recurso pasó en el primer trimestre de 681 a 798 millones de euros, un 17% más, debido en gran medida a las inversiones realizadas en el periodo. No obstante, el compromiso para 2022 es recortarla en cerca de 200 millones de euros respecto del cierre de 2021.

Además, el flujo de caja operativo ascendió a 150 millones de euros, con un crecimiento del 28% respecto del primer trimestre de 2021. Así, en febrero pagó un scrip dividend de 0,049 euros por acción o una nueva por cada 45 existentes y, en la última junta, celebrada el pasado 28 de abril, se aprobó el pago de dos nuevos scrip dividend por hasta 36 millones de euros.

Por último, la cuenta de resultados de la compañía también recoge los avances logrados en materia de sostenibilidad, situándola S&P entre las 10 empresas de infraestructuras más sostenibles del mundo, al mismo tiempo que Carbon Disclosure Project le otorgó el reconocimiento ‘Supplier Engagement Leader 2021’.