Sánchez anuncia un ‘bono de vivienda’ para jóvenes dotado con 250 euros mensuales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este martes que la nueva Ley de Vivienda que aprobará el Gobierno incluirá la creación de un ‘bono joven’ de vivienda dotado con 250 euros mensuales durante los próximos dos años.

Según ha detallado el presidente, este bono va a beneficiar a los jóvenes de entre 18 y 35 años con rentas de trabajo e ingresos anuales inferiores a 23.725 euros. Además, ha informado de que, en los casos de las familias más vulnerables este bono joven podrá completarse con más ayudas directas al alquiler de hasta el 40% de su valor.

Durante la inauguración del I Foro Urbano de España, que se celebra este martes en Sevilla, Sánchez ha asegurado que los próximos Presupuestos Generales del Estado, que incluyen esta primera Ley Estatal de Vivienda, van a dar respuesta a la demanda de emancipación de los jóvenes en todas las ciudades de España.

«Vamos a destinar una política pública a reducir la edad de emancipación tan insoportablemente alta en nuestro país para que los jóvenes puedan acceder a una vivienda en alquiler digna con el apoyo y ayuda de la Administración General del Estado», ha remarcado el presidente.

Sánchez ha valorado el acuerdo alcanzado este martes en el seno del Gobierno de coalición para aprobar a lo largo de los próximos días los Presupuestos Generales del Estado para 2022, que tendrán como objetivo propiciar la «recuperación económica justa» del país.

El jefe del Ejecutivo ha dicho que una recuperación económica justa implica facilitar el acceso a la vivienda a aquellos más vulnerables ante la precariedad, «como son por desgracia los jóvenes». Por ello, «debemos adelantar de emancipación hasta alcanzar al menos la media europea», que está en 26 años, «y, desgraciadamente nuestro país todavía está demasiado lejos», ha agregado.

El presidente ha asegurado que han hablado con «muchísimas empresas aquí presentes», ayuntamientos y, «en definitiva, con la sociedad articulada», para acordar esta la Ley Estatal de Vivienda, la cual va a ser «una norma garantista, de derechos, sólida, completa y, sobre todo, transversal».

AYUDAS A LA REHABILITACIÓN

También materia de vivienda, Sánchez ha adelantado que este martes el Consejo de Ministros ha aprobado dos decretos con medidas para impulsar la rehabilitación de viviendas. El primero está centrado en la regulación de ayudas en el marco de los Fondos europeos Next Generation y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España con un presupuesto «formidable» de 2.970 millones de euros.

Según ha esbozado, se estructura en tres líneas, siendo la primera de ayudas de rehabilitación de viviendas, urbanización y la reurbanización de espacios públicos en barrios con necesidades específicas por valor de 976 millones de euros.

La segunda, ayudas para la rehabilitación de edificios residenciales destinadas a obtener mejoras de eficiencia energética por valor de 1.774 millones que van a subvencionar entre el 40% y el 80% del coste de la obra.

La tercera línea se centra en ayudas para la mejora de eficiencia energética en viviendas unifamiliares, incluyendo la sustitución de elementos constructivos de hasta un 40% del coste de actuaciones por valor de 220 millones de euros.

«Estamos hablando es de un despliegue formidable de recursos económicos para hacer que las viviendas sean mucho más eficientes energéticamente, contribuyan a la mitigación y a la adaptación del cambio climático», ha afirmado Sánchez, que también ha destacado que esto dará empleo, «no a las grandes empresas, sino precisamente a las pequeñas y medianas empresas y a los trabajadores autónomos, que en muchas ocasiones son quienes lideran este sector de la rehabilitación y la renovación».

CAMBIOS EN LA LEY DE PROPIEDAD HORIZONTAL

El segundo de los decretos aprobado se centra en modificar elementos de la Ley de Propiedad Horizontal que «han dificultado y mucho» la rehabilitación de las viviendas. Ahora, el Gobierno pretende facilitar a las comunidades de propietarios la toma de decisiones para la rehabilitación energética.

Como ha adelantado Sánchez, el decreto fija deducciones por rehabilitación en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por valor de 450 millones de euros y establece una línea de 1.100 millones para que el Estado pueda avalar a las comunidades de propietarios con menos recursos para facilitar las obras de rehabilitación energética.

Junto a ambos decretos y otras medidas emprendidas por el Gobierno, Sánchez ha destacado que el Ejecutivo va a destinar 6.820 millones de euros del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España para rehabilitación y construcción de vivienda de alquiler social, y que su objetivo es acometer más de medio millón de actuaciones de rehabilitación durante los próximos seis años.

MOVILIDAD URBANA

Sánchez ha señalado que la segunda gran línea de actuación en la agenda urbana, tras la rehabilitación de viviendas, es la movilidad sostenible, «un capítulo fundamental de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética», que establece la obligación de que los municipios de más de 50.000 habitantes y los territorios insulares cuenten con planes de movilidad urbana antes de 2023, incluyendo medidas como establecer zonas de bajas emisiones, facilitar los desplazamientos a pie, mejorar las redes de transporte público o impulsar la movilidad eléctrica privada.

«Contamos además de este marco legislativo con una estrategia de movilidad segura, sostenible y conectada 2030», ha señalado Sánchez, que ha añadido que se trata de la guía para cualquier actuación en materia de movilidad, infraestructuras o transporte para los próximos diez años.

Ha señalado que como el acceso a la vivienda, la apuesta del Gobierno de España por la movilidad sostenible cuenta con 6.536 millones para la descarbonización y la modernización de la movilidad en entornos urbanos y metropolitanos, cuyo objetivo es implantar zonas bajas de emisión, así como impulsar la digitalización y electrificación de las flotas de transporte público.

NUEVA LEY DE CALIDAD DE LA ARQUITECTURA

Sánchez ha apuntado, igualmente que cuando se habla de cohesión y de integración, las ciudades se hacen más integradoras si encontramos entornos urbanos bellos, por lo que ha aludido «a la belleza y la sostenibilidad para conseguir que esa reconstrucción sea algo más, esté conectada con los ciudadanos, que incida en la calidad de vida, en la identidad de la propia ciudad, en la forma de vivir, y que se convierta, en consecuencia, en una oportunidad para transformar nuestras ciudades».

«Tenemos mucha capacidad creativa, también con la tecnología y la innovación, y crear soluciones que no solo sean sostenibles, sino también accesibles, asequibles para los ciudadanos y enriquecedoras», ha señalado, para añadir que el Gobierno trabaja en una nueva Ley de Calidad de la Arquitectura en nuestro país y que «en breve» se va a presentar en el Consejo de Ministros.

Tendrá deducciones de hasta el 90% para propietarios si bajan el precio del alquiler

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha avanzado este martes algunas de las medidas de la futura Ley de Vivienda acordada por los socios de Gobierno, que contempla «un paquete muy potente de bonificaciones fiscales» para los propietarios.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, Bolaños se ha referido, en concreto, a una bonificación de hasta el 90% de las rentas que obtengan los propietarios en caso de que bajen el precio del alquiler respecto al contrato anterior, y confirmó que para los grandes tenedores (con más de 10 viviendas alquiladas) habrá medidas para controlar los precios en las zonas tensionadas.

Bolaños, que también ha confirmado que habrá un recargo en el IBI para las viviendas vacías, ha asegurado, no obstante, que la nueva norma tendrá en cuenta «las distintas competencias existentes en la materia», tanto autonómicas como municipales, por lo que indicó que deben ser las comunidades autónomas las que soliciten si quieren aplicar o no el control de precios en las zonas tensionadas.

El acuerdo sobre la Ley de la Vivienda era uno de los últimos escollos entre el PSOE y Unidas Podemos, socios del Gobierno de coalición, para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022. Los PGE se tratarán en el Consejo de Ministros extraordinario convocado para este jueves, pero la Ley de Vivienda tendrá que esperar unas semanas más.

«No tenemos todavía fecha para aprobar la Ley de Vivienda. Será en Consejos de Ministros posteriores», ha comentado Bolaños. Después de su aprobación, se remitirá al Congreso para su tramitación parlamentaria.

Bolaños se ha referido a la futura normativa como «una ley muy ambiciosa» que será «esencial» para garantizar el derecho a la vivienda entre «la gente que tiene mas dificultades» y que incluirá también, según ha anunciado esta mañana el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un bono social para los jóvenes de entre 18 y 35 años, para ayudarles a su emancipación.

Este bono social será de 250 euros y se extenderá durante dos años. «Es una cantidad nada despreciable», ha insistido Bolaños.

EL CONTROL DE PRECIOS SOLO AFECTARÁ A PERSONAS JURÍDICAS

A la espera de conocer los «detalles técnicos» de la Ley de Vivienda, la normativa prevé un recargo del 150% del IBI para los pisos vacíos y una regulación del precio del alquiler para bajar las rentas en las viviendas en manos de grandes propietarios, teniendo en cuenta índices de referencia en zonas tensionadas.

Del mismo modo, se considerará grandes propietarios a aquellos que tengan diez inmuebles o más. Fuentes del Gobierno indicaron que el control de precios a grandes propietarios solo se aplicará a personas jurídicas, no así a personas físicas, aunque tengan más de 10 inmuebles arrendados.

La nueva ley de vivienda también contempla espera destinar un 30% de las promociones a vivienda protegida, para ampliar el parque público de vivienda, mientras que un 15% de esa cifra será para alquiler social.