Sánchez dice que la ley de vivienda respetará la propiedad privada y pide al PP un pacto de Estado

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este miércoles que la futura ley de vivienda que impulsará el Gobierno será «comprometida en lo social» y «responsable y equilibrada» desde el punto de vista del respeto «absoluto» de la propiedad privada, y ha instado al PP a darle una «oportunidad» y construir en torno a esta norma un «acuerdo de Estado» para garantizar el derecho constitucional a la vivienda.

Así lo ha asegurado en la rueda de prensa que ha ofrecido en Eslovenia tras la cumbre UE-Balcanes, al ser preguntado por el rechazo frontal a esta ley que ya ha avanzado el líder del PP, Pablo Casado, quien ha anunciado que su formación llevará al Tribunal Constitucional y no la aplicará en las comunidades autónomas y ayuntamientos en los que gobiernan.

«Me gustaría que se lo pensaran dos veces aquellos que ya han anunciado un recurso ante el Tribunal Constitucional. Pero si no conocen el texto, no le han dado ni una oportunidad a la tramitación parlamentaria para poder presentar enmiendas», ha lamentado.

El jefe del Ejecutivo ha salido en defensa de este modo del proyecto de ley que impulsará próximamente el Gobierno y que, antes de conocerse si quiera un borrador, ya ha suscitado el rechazo del PP y de los empresarios por las medidas avanzadas por los socios de gobierno, como la intervención de los precios en las llamadas «zonas tensionadas».

«No se puede decir que ‘no’ a un proyecto de ley que ni se ha tenido la ocasión de poder leer y que no ha podido ser debatido en las Cortes», ha criticado Sánchez, antes de defender que se trata de un «conjunto de propuestas equilibradas desde el punto de vista de lo que exige la Constitución», el «respeto absoluto de la propiedad privada».

No obstante, Sánchez ha dejado claro que al mismo tiempo también será una ley «comprometida con el acceso de los jóvenes a la vivienda», para revertir el hecho de que España tenga, según ha señalado, una edad de emancipación «inaceptable y disparatada, muy superior a los 26 años de media de la Unión Europea».

EL PROBLEMA DE LA VIVIENDA, «POR ENCIMA DE IDEOLOGÍAS»

«Yo le pediría a la oposición que leyera el texto antes de anunciar que va a recurrirlo al TC y que le diera una oportunidad», ha insistido. Es más, ha defendido que el acceso a la vivienda es una problemática que «afecta al conjunto de la ciudadanía, por encima de las ideologías» y que, por ello, debería convertirse en un «acuerdo de Estado».

Además, se ha mostrado orgulloso del Gobierno por haber sido capaz de diseñar y pactar, «en plena pandemia», la primera ley de vivienda en 40 años de democracia. «Este hito merecería el respeto de todas las fuerzas», ha avisado.

«Me gustaría que la oposición reflexionara, porque hay muchos votantes de derecha y de centro derecha que tienen problemas con la vivienda. Me gustaría que pudiéramos convertir la ley de vivienda en un acuerdo de Estado, un gran acuerdo nacional», ha reclamado.

LOS JÓVENES DE TODAS LAS CCAA PODRÁN ACCEDER AL BONO DE ALQUILER

Por otra parte, preguntado por el ‘bono joven’ para el alquiler vivienda que aprobará el Gobierno en los próximos Presupuestos Generales del Estado, dotado con 250 euros mensuales durante los próximos dos años, y sobre si estará disponible en todas las comunidades autónomas aunque se rebelen contra la ley de vivienda, Sánchez ha garantizado que todos los jóvenes podrán acceder a esa ayuda, con independencia de lo que haga cada territorio.

El presidente no se ha pronunciado en concreto sobre la advertencia que hizo el Banco de España en 2020 de que los subsidios para el alquiler han acabado provocando en otros países la subida de los precios, según un informe del que ahora se hace eco Vozpópuli. Al ser preguntado al respecto, Sánchez ha optado por defender la idoneidad de esta medida que él mismo anunció este martes, asegurando que lo que busca es facilitar el acceso a la vivienda de este colectivo.

«Nosotros estamos convencidos de que estas ayudas directas lo que van a hacer es ayudar a que se puedan emancipar antes y no hacemos ningún distingo. Con independencia de lo que haga cada cual y cada comunidad, los jóvenes van a poder acceder a esa ayuda», ha afirmado.

Y a continuación, ha vuelto a avisar de que la tarea de convertir el acceso a la vivienda un derecho «supera la discusión partidista entre izquierda y derecha, centro, norte y sur». «Demos una oportunidad al acuerdo, un acuerdo de Estado que merecen los españoles. El derecho a la vivienda es un derecho constitucional que no estamos cumpliendo», ha alertado.