Sánchez saca pecho de su gestión ante los “problemas reales” frente al programa de “furia” de Abascal

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defendió este miércoles su gestión ante los “problemas reales” que padece España, principalmente por la pandemia, frente a las “no soluciones efectivas” que ofrece el candidato de Vox a la Presidencia del Gobierno, Santiago Abascal.

“No tiene soluciones, tampoco capacidad de gestión”, resumió Sánchez, durante su primera intervención de más de una hora en el debate parlamentario en el que arremetió también contra los “ideales” de Abascal porque profesa “desprecio y desdén hacia quienes ayer le cobijaron”, en alusión al pasado en el Partido Popular del hoy líder de Vox.

“No tienen ninguna solución para los verdaderos problemas, sin embargo, una infinita capacidad para inventarse problemas que no existen y hacer perder una infinita cantidad de tiempo en responderles”, señaló Sánchez.

En esta línea, el presidente denunció que el “candidato”, como se refirió continuamente a Abascal, “odia España tal y como es”. “Lo que usted llama patriotismo es nacionalismo exasperado. No le interesa la libertad de los ciudadanos, lo que le interesa es la homogeneidad cultural de la sociedad y la supresión de cualquier diferencia. A un patriota no le sobra la mitad de los compatriotas”, señaló Sánchez.

Todo porque, dijo el presidente, “no entiende España como la unión de millones de personas con una diversidad cultural y una pluralidad política que es la riqueza y fortaleza de España”. “Para usted, España es el limitado número de españoles que se acomodan a sus prejuicios. A los suyos, señor Abascal”, indicó.

Sánchez se defendió de los “insultos” que profirió el líder de Vox al señalar al actual Ejecutivo como el “peor en los últimos ochenta años”, dando por mejores todos los gobiernos bajo la dictadura de Francisco Franco.

ODIO Y FURIA

El presidente vaticinó que esta será la moción de censura con “menos apoyos” y, por tanto, un “fracaso” del “proyecto de odio, furia y enfrentamiento” que aseguró que representa Vox. “La ultraderecha será derrotada por España en toda su grandeza y en toda su diversidad”, dijo.

No obstante, Sánchez hizo un juego de palabras porque “esta puede acabar siendo una moción de censura sumamente constructiva. Porque será constructivo y edificante ver cómo la gran mayoría de los representantes de los españoles cierra el paso a su proyecto de odio, furia y choque”, reflexionó.

“Usted hoy no convencerá como tampoco vencerá”, trasladó el presidente a Abascal, porque el rechazo de los representantes de los ciudadanos, evidencia que España apuesta por “avanzar y no retroceder, más libertad y derechos para los muchos y no privilegios para unos pocos; entendimiento y no odio. Ese será el resultado constructivo de esta moción de censura”, concluyó.

En el segundo turno de réplica, también extenso, Sánchez fue respondiendo uno a uno a los seis puntos en los que se sustenta la moción de censura tras resumir la intervención de Abascal en que el suyo es un gobierno “ilegítimo, criminal” donde “los bárbaros nos invaden, la nación está a punto de desmembrarse y para colmo… un virus chino”.

GESTIÓN CRIMINAL

Sánchez cuestionó que Abascal califique de “gestión criminal” la realizada por el Gobierno ante la pandemia del Covid. Admitió que podría calificarla como “mala o pésima” pero que no lo hace porque “cualquier adjetivo por debajo de criminal le debe parecer una blandenguería, una respuesta poco viril, afeminada”.

Ante las dudas expresadas por el líder de Vox, el presidente expresó que se siente “orgulloso y afortunado del trabajo” del doctor Fernando Simón y de todo su equipo al frente del Centro de Alertas y Emergencia Sanitarias. Y apuntó que España ocupa la vigésima posición en incidencia acumulada del virus por cada 100.0000 habitantes.

Defendió que los datos que desde Vox ponen en duda sobre la incidencia del Covid son los que ofrecen las comunidades autónomas, y que las medidas que se toman están sustentadas en criterios científicos. Mientras que en Vox dan consignas que ponen “en peligro la seguridad de los españoles”.

“La ultraderecha lo que hizo durante este estado alarma y durante el confinamiento es alentar a la gente para que se manifestase en la calle, poniendo en riesgo la salud de los manifestantes y en consecuencia en riesgo también la salud de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

“Ni le interesa la jefatura del Estado ni le interesa el control parlamentario ni le interesan tampoco las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Les interesa hacer ruido, atraer la atención con ese ruido para difundir un mensaje de odio y de rencor que ya ve que en un día como hoy aquí y ahora no cabe”, resumió.

MONARQUÍA

En ese momento, el presidente reprochó al “señor candidato”, que suele proferir vivas al Rey en sus intervenciones, que “el Gobierno quiere derrocar a la Monarquía”. “Flaco favor hace defendiendo a la Casa Real y a la Monarquía”, señaló.

Para criticar su posición, le recordó que “hace cinco años, a la pregunta de monarquía y república dijo: no entramos en ese debate, no haríamos un referéndum para ello, ahora bien, si la monarquía aceptase reformas encaminadas a la confederalizacion de España, dentro de una misma corona, seríamos muchos los que preferiríamos una república unitaria a una monarquía que trocease la soberanía. La mona solo sirve, según sus palaba, para la unidad de España”, trasladó.

Asimismo, defendió su apuesta por una Cataluña “próspera y libre vinculada” a una España y a una Europa también prósperas.

DEPREDADOR

En su discurso, el presidente llegó a definir a Abascal como “un depredador sin valores y sin ningún tipo de escrúpulos” en su manera de hacer política. Lo dijo tras recordarle “un episodio doloroso”, cuando en enero de 2002 “el compañero del PSOE” y entonces líder de las Juventudes Socialistas en Euskadi, Eduardo Madina, sufrió un atentado por parte de ETA.

Sánchez recordó como toda la sociedad se unió para “dar una respuesta contundente y de repulsa a ese intento de asesinarle” y la manifestación multitudinaria que se organizó bajo el lema ‘No hay más patria que la humanidad’. “¿Se acuerda?”, preguntó a Abascal, afeándole que entonces Nuevas Generaciones del PP rompieron “el consenso y la unidad”.

“¿Sabe quién era el líder de NNGG en el País Vasco? ¡Era usted!”, espetó. “Ya utilizaba el terrorismo como indigna arma política”, arremetió Sánchez contra el presidente de Vox.

Pero ahora, cuando se cumplen 9 años desde que ETA dejó de matar, Sánchez consideró que la forma de proceder de Abascal “da una idea de lo que es en política”, esto es, “un depredador sin valores y sin ningún tipo de escrúpulos” al “aprovechar la historia de ETA” para “confrontar”.

“Usted ama España, dice. Usted ama cierta España. Usted lo que hace es amar la España tenebrosa de Torquemada”, resumió el presidente sobre el sentir del líder de Vox. Para Sánchez, Abascal no tiene “ni un ápice de una verdadera gota de patriotismo” porque “un verdadero patriota no puede odiar a sus compatriotas”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies