Santander financió el negocio internacional de empresas españolas con 20.000 millones en 2020

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Banco Santander financió el negocio internacional de las empresas españolas con 20.000 millones de euros durante 2020, sobre todo mediante los anticipos de exportación, la financiación de las importaciones, los avales y los créditos documentarios.

La entidad también potenció las capacidades digitales e las empresas con servicios pioneros, como el seguimiento de pagos y cobros internacionales o los avales digitales.

En esta línea, Santander lanzó el pasado año su servicio de avales digitales destinado a las empresas que, dispongan o no de una línea de avales, necesiten esta garantía en su operativa de negocio nacional o internacional.

Igualmente, Santander estrenó en 2020 un servicio de seguimiento de pagos y cobros internacionales con el objetivo de apoyar a todas las empresas en la gestión de sus negocios, especialmente en tiempos de Covid.

Otra de las apuestas del banco por el negocio internacional ha sido el lanzamiento de la contratación digital de divisas.

El impulso del negocio internacional por parte del banco se basa en iniciativas como ‘Santander Trade’, la plataforma digital que facilita la conexión con más de 16.000 empresas de distintos países para que establezcan relaciones comerciales entre ellas.

De la misma manera, ‘International Desk’ es el servicio que da sentido a la conectividad internacional ayudando a las pymes a establecerse e invertir en otro país.

En virtud de este servicio, Santander ha apoyado a más de 5.000 clientes para dar el salto al exterior en los últimos años, así como el establecimiento de más de 2.200 empresas extranjeras en España.

En paralelo, Santander ha creado recientemente PagoNxt, una nueva compañía autónoma para integrar sus negocios de pagos más disruptivos y competir con plataformas digitales y globales de pagos.

La nueva compañía ayuda a las pymes a trazar cobros y pagos internacionales, con el objetivo de proporcionar una mayor transparencia en el contexto del comercio internacional.