Seat perdió 194 millones por el Covid-19 tras cinco años de beneficios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La firma automovilística Seat cerró el ejercicio 2020 con unas pérdidas después de impuestos de 194 millones de euros debido al impacto de la pandemia, después de cinco años de beneficios y de registrar el mejor resultado de su historia en 2019, cuando consiguió 346 millones de beneficio.

El presidente de la compañía, Wayne Griffiths, ha asegurado este lunes en rueda de prensa que deben sentirse orgullosos de 2020 porque han seguido avanzado en un año “realmente difícil” y ha apuntado que su objetivo es volver a la rentabilidad este año.

El volumen mundial de ventas de Seat alcanzó 427.000 unidades, un 25,6% menos que el año anterior (574.100), mientras que el resultado operativo anual negativo por 418 millones de euros, frente a los 352 millones positivos de 2019.

Por otra parte, Seat lanzará al mercado un coche eléctrico urbano en 2025 con el que entrará en el segmento de precio de entre 20.000 y 25.000 euros con el objetivo de hacer accesible la electromovilidad a la población de forma “masiva”.

La compañía ha presentado este lunes un plan denominado ‘Future Fast Forward’ para liderar la electrificación de la industria del automóvil en España, cuyo “motor clave” es la producción de vehículos eléctricos urbanos en España a partir de 2025.

La planta de producción donde se fabricará este vehículo se anunciará en los próximos meses, aunque la compañía prepara la fábrica de Martorell con la ambición de producir más de 500.000 coches eléctricos urbanos al año, también para el grupo Volkswagen.