Según Quadminds, la optimización de las rutas de transporte reduce la emisión de CO2 en el sector logístico

/COMUNICAE/

Las empresas se encuentran en una disyuntiva ya que los clientes son cada vez más exigentes con la inmediatez pero también con las entregas sostenibles que sean respetuosas con el medio ambiente. La posibilidad de crear rutas planificando las mismas ventanas horarias y el ruteo por zonas paralelas, reduce significativamente el tiempo de planificación y cumple con la rapidez y eficiencia que exigen los usuarios

El crecimiento de las zonas urbanas, la digitalización y las compras online han hecho que la entrega de paquetería aumente considerablemente en los últimos meses. En este sentido, se prevé que, en sólo 50 años, la población urbana mundial se incremente en casi tres millones y medio de personas, lo que supondrá que las entregas de paquetes a domicilios particulares serán cada vez más habituales.

En este contexto, QuadMinds, plataforma SaaS que ayuda a las empresas a mejorar sus tiempos de planificación, sus costes y el nivel de servicios, ha realizado un webinar bajo el título “Aprovecha las nuevas mejoras del planificador de rutas” con el objetivo de concienciar sobre el compromiso de la sociedad acerca del cuidado del medio ambiente y qué puede hacerse desde el sector logístico para contribuir en la reducción de las emisiones de CO2 tanto en las entregas como en la definición de sus políticas de sostenibilidad.

Cada vez son más los clientes que están comprometidos con el medio ambiente y buscan la forma de contribuir a la reducción de los niveles de CO2 apostando por una entrega sostenible de sus paquetes, pero igualmente rápida y eficiente. Guillermo Castelli, CEO y fundador de QuadMinds, ha puesto de manifiesto en su intervención, la actual disyuntiva en la que se encuentran las empresas, “por un lado, los clientes son cada vez más exigentes con la inmediatez en el sector logístico, hay grandes operadores que ofrecen entregas en el día, gracias a la gran estructura que tienen detrás y, por otro lado, esos mismos clientes son cada vez más críticos con las organizaciones y las empresas, y buscan que sus valores sean reflejados en aquello que consumen”.

Analizar las emisiones que generan los vehículos para optimizar rutas
Castelli
ha recordado durante el webinar que para que las empresas sean más sostenibles es necesario entender qué consumos existen y cómo se aprovechan los recursos. Para esto, hay que hacer un estudio más amplio y conocer las emisiones que generan los vehículos para poder actuar en consecuencia. Además, ha destacado que “debe tenerse en cuenta el tipo de combustible utilizado, el consumo medio por cada 100km diarios, el tipo de recorrido, la cantidad de paradas o la capacidad de carga entre otros”.

Este primer análisis permitirá entender qué vehículos contaminan más y, por ende, determinar qué tipo de coche es el más adecuado para cada ruta. Cabe destacar que, en Europa, según datos del Parlamento Europeo, el 52% de los automóviles utilizan gasolina, pero la electricidad cada vez va ganando más terreno, aunque todavía suponen un 1,5% en el mercado. Sin embargo, el número de vehículos eléctricos registrados en la Unión Europea crece constantemente.

Por tanto, la opción más efectiva, pero también la más cara para contribuir a la reducción del CO2, sería sustituir los vehículos por otros más sostenibles,” pero aparecen las dificultades de acceso a la carga de este tipo de coches en Latinoamérica y la gran inversión que esto supone para los conductores”, reconoce el CEO de QuadMinds.

Sin embargo, existe otra posibilidad más sostenible para que el sector sea respetuoso con el medio ambiente: los sistemas de optimización de rutas, que permiten acceder a cierta información sobre la que aplicar mejoras como los recorridos de los conductores, el consumo en tiempo real, para poder analizar la conducción y detectar anomalías, así como la detección de cualquier incidencia en la flota.

Así, las empresas que apuestan por esta vía alternativa para reducir las emisiones, consiguen beneficios como la reducción de las distancias recorridas, el aumentó de la cantidad de entregas de manera más eficiente, el ahorro de kilómetros y, por tanto, de combustible. Todo ello contribuye, en consecuencia, a disminuir los tiempos de entrega y mejorar la satisfacción de los clientes, pero también repercute de forma positiva en el medio ambiente. Además, creando estas rutas se pueden planificar los horarios y el trayecto por zonas paralelas para cumplir con las expectativas de los clinetes.

Fuente Comunicae