Solo el 6,2% de los autónomos son menores de 30 años

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Unión de Asociaciones de Jóvenes Autónomos y Emprendedores (UJAE), integrada en Uatae, ha lamentado que los menores de 30 años solo representen el 6,2% del total de colectivo de trabajadores autónomos (un 0,8% más que el pasado año) y ha llamado a revertir la situación de “precariedad y desprotección” que se consolida en el conjunto del colectivo.

Este porcentaje es casi tres veces menor que el que ocupa la juventud dentro del trabajo asalariado (15,9%), lo que, a juicio de Uatae, es una muestra de que las “bondades que rodean el discurso oficial” sobre el emprendimiento no terminan de materializarse y de que la juventud echa en falta “medidas efectivas y planes de actuación que permitan dignificar el autoempleo entre los jóvenes”.

Además, también ha señalado que existe una brecha de género “flagrante”, ya que el 60,59% de los trabajadores por cuenta propia menores de treinta años son varones, frente al 39,40% de mujeres.

“Hay que apostar por un plan de actuación inmediato que implique políticas que permitan, por un lado, eliminar la actual brecha de género y que ayuden a consolidar la visión de que el autoempleo en los jóvenes puede configurarse como una alternativa de inserción laboral y desarrollo profesional”, ha recalcado María José Landaburu, secretaria general de Uatae, que también ha incidido en que hay que afrontar este reto desde la protección social.

Respecto a esto, desde Uatae han elaborado una serie de propuestas que serán aportadas a las distintas formaciones políticas y que van encaminadas a mejorar la situación actual del colectivo. Entre estas, destacan la ampliación y mejora de las prestaciones sociales (mejorando el acompañamiento público al emprendimiento joven con el acceso a la financiación) o la creación de un ‘Banco de Ideas’ público que analice y apoye con crédito y liquidez a aquellos proyectos protagonizados por personas jóvenes que aporten valor social, medioambiental o cultural.

Igualmente, desde la organización apuestan por establecer mecanismos a través de la implantación de una “cuota-joven de cotización”, que haga compatible el trabajo autónomo joven con los estudios y la formación, con un límite de edad e ingresos, para permitir emprender una actividad parcial por cuenta propia sin renunciar a completar o ampliar la formación.

“Caminar en esta dirección permitirá apostar por la consolidación de la recuperación económica que empezamos a ver y a trabajar en la reconstrucción de un nuevo modelo más justo, donde la voz de las y los jóvenes ocupe un papel principal”, ha sentenciado Landaburu.