Telefónica, Orange y Vodafone destuyen 4.000 empleos en 2021

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Las principales telecos (Telefónica, Vodafone y Orange) han promovido en España en seis meses ajustes de empleo para casi 4.000 personas a fin de ajustar sus cuentas de resultados en un sector, que, según datos aportados por los sindicatos, en la última década ha perdido 23.000 empleos.

Telefónica es la última de las tres grandes telecos en España que ha planteado ajustes de plantilla, con un Plan de Suspensión Individual (PSI) de empleo para mayores de 54 años, que está en fase de negociación y al que se podrían adherir hasta 2.753 personas en el caso de que se cierre el acuerdo para un plan que sería el segundo que pone en marcha en dos años.

En 2015 las grandes operadoras de telecomunicaciones: Telefónica, Orange y Vodafone, sumaban un total de más de 42.000 trabajadores, según datos anuales facilitados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En la actualidad esta cifra ha descendido hasta los aproximadamente 29.700 puestos de trabajo en activo. Esto supone la reducción de 12.300 empleos desde 2015 hasta 2020.

La presión competitiva en España, impulsada por el auge del ‘low cost’, es el motivo principal al que aluden las grandes empresas para reducir su tamaño. Tanto para Telefónica y Vodafone, el año 2007 fue el mejor año de la serie histórica en cuestión de ingresos, con una cifra de negocios que superó los 21.000 millones y los 7.000 millones, respectivamente. A partir de 2008 (año en que MásMóvil se empezó a comercializar en España) la facturación de ambas empresas se ha ido reduciendo hasta los más de 14.600 millones y 4.800 millones que ha facturado cada una en 2020. En el caso de Orange, la compañía ha pasado de estar en el entorno de los 4.000 millones durante 2007 a los 5.000 millones el año pasado.