Un 57% de las carnicerías, charcuterías y pollerías dice que sus ventas y clientes han bajado por el temporal

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Un 57% de las carnicerías, charcuterías, pollerías y casquerías especializadas asegura que sus ventas y clientes han bajado a causa de los efectos del temporal ‘Filomena’, pese a que hasta un 75% ha mantenido activo el servicio a domicilio.

Así se desprende de una encuesta realizada por Carnimad, la Organización que representa a los profesionales del comercio especializado de carne y derivados en la Comunidad de Madrid, que revela que hasta un 86% de los comercios del sector se ha visto obligado a cerrar algún día debido al temporal.

En concreto, el 57% de estos comercios solo cerró el sábado y lo hizo para garantizar la seguridad de sus clientes y trabajadores, pese a perder la jornada de más ventas de la semana, mientras que un 39% permaneció también cerrado el lunes, principalmente por problemas de acceso al establecimiento o averías en el mismo, un día en el que los profesionales del comercio especializado de carne aprovecharon para quitar la nieve de los establecimientos y sus calles y así asegurar el acceso a los mismos.

Desde el martes, las carnicerías, charcuterías, pollerías y casquerías especializadas permanecen abiertas casi en su totalidad, a excepción de una minoría de establecimientos que ha sufrido daños más graves, como iluminación y cámaras frigoríficas averiadas, rotura de tuberías y calentadores, inundaciones y accidentes laborales por caídas.

SUMINISTRO Y ABASTECIMIENTO

En este escenario, hasta un 75% ha mantenido activo el servicio a domicilio. A través de este servicio y con sus mostradores surtidos de producto, los profesionales aseguran que sus clientes están bien abastecidos, si bien faltan alimentos concretos, pues un 63% de los encuestados traslada que algunos de sus proveedores les han dado servicio y otros no han podido hacerlo, dependiendo de la zona de procedencia y de la capacidad de sus medios de transporte para acceder a calles nevadas y heladas.

Por este mismo motivo, algunos comercios no tienen a sus equipos al completo, pues un 43% de los profesionales dice que algunos empleados no han podido desplazarse desde su lugar de residencia a las tiendas, si bien, por el momento, esto no ha supuesto un mayor sobreesfuerzo, pues las ventas y la clientela también han bajado para un 57% de los encuestados, debido a los problemas de desplazamiento o al miedo a salir de casa y sufrir un accidente.

Por ello, los profesionales especializados de la carne reclaman más ayuda y rapidez en las labores de limpieza y seguridad, para poder volver a la normalidad lo antes posible.