Un asesor de Zelenski dice que la guerra en Ucrania podría terminar en mayo

El asesor de la Presidencia ucraniana Oleksiy Arestovich ha afirmado que espera que la guerra concluya en mayo, como tarde, si bien ha subrayado que podría ser posible lograr un acuerdo de paz con Rusia en unas semanas, tras la invasión iniciada el 24 de febrero por orden del presidente ruso, Vladimir Putin.

«A principios de mayo podría lograrse un acuerdo de paz. Quizá mucho antes, ya veremos», ha dicho. Así, ha explicado que una de las posibilidades es que «en una semana o dos haya un acuerdo de paz con la retirada de tropas (rusas) o un intento para una segunda ronda de una ofensiva», tal y como ha recogido el diario ucraniano ‘Segodnya’.

Así, ha recalcado que para este segundo supuesto Rusia está intentando reclutar «mercenarios» en Siria para que se unan a la ofensiva. «Cuando acabemos también con ellos se logrará un acuerdo de paz, con posibles combates locales, en mayo», ha argüido Arestovich, quien no es parte de la delegación negociadora ucraniana que está manteniendo conversaciones con Moscú para intentar lograr un acuerdo.

Putin expresó el viernes su respaldo a la idea de que «voluntarios» participen en la invasión de Ucrania, tras lo que el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, dijo que 16.000 «voluntarios» de países de Oriente Próximo –principalmente Siria– han mostrado su disposición a sumarse a la ofensiva militar rusa.

La cuarta ronda de contactos entre Ucrania y Rusia, que arrancó el lunes, fue aplazada hasta este martes, en lo que Mijailo Podoliak, también asesor del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, describió como «un receso técnico» para facilitar «trabajo adicional» de subgrupos de trabajo y la especificación de ciertas definiciones.

Ninguno de los dos equipos negociadores ha querido concretar peticiones en público. Hasta ahora se sabía que Rusia exigía a Ucrania que reconociera las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, se olvidara de sus aspiraciones sobre Crimea y prometiera que en ningún caso se incorporaría a la OTAN, demandas inaceptables en principio para Ucrania.

La reunión tiene lugar después de que los ministros de Exteriores de Ucrania y Rusia, Dimitro Kuleba y Sergei Lavrov, respectivamente, mantuvieran el 10 de marzo su primer encuentro cara a cara desde el inicio del conflicto. El encuentro tuvo lugar en Turquía en formato tripartito, con la participación de su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu.