Un estudio de la empresa de nutraceúticos Bioksan demuestra que éstos pueden ser clave para reducir los costes por bajas laborales

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Acaba de celebrarse el Día Mundial del Dolor y es un buen momento para reflexionar sobre los problemas que genera en la población que lo padece y en las empresas, que afrontan las bajas laborales con un impacto considerable en sus cuentas de resultados. Cabe destacar que el dolor lumbar, el de mayor incidencia en el mundo, unido al de cervicales, causan el 25% de las bajas laborales en España, según el informe del Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad de 2019.

Expertos de la Sociedad Española del Dolor (SED) señalan que “cuando un paciente está de baja por lumbalgia más de seis meses, su reincorporación al puesto laboral es menor del 50% y sólo de un 25% cuando la baja es mayor de un año”. Esto supone unos costes humanos y económicos muy importantes que podrían solventarse, en muchos
casos, con tratamientos adecuados.

A esto hay que sumar los trastornos de salud mental que han aumentado en los últimos años en el ambiente de trabajo. Sin embargo, atajar este tipo de dolencias no es tan sencillo. A veces los tratamientos tradicionales no son del todo efectivos, por no hablar de las consecuencias que puede tener en el organismo su uso prolongado. Por
lo que es cada vez más necesario encontrar tratamientos novedosos con los que hacer frente a este problema.

La empresa canaria de complementos alimenticios Bioksan trabaja en esta línea desde hace más de 7 años y acaba de publicar los resultados del estudio Delphi Calmux, en el que se ratifica la buena experiencia de uso de la PEA (palmitoiletanolamida), componente principal del nutraceútico Calmux, para acompañar las terapias de
pacientes que cursan con dolor.

La palmitoiletanolamida, PEA

La PEA es una molécula que sintetizan las células de nuestro organismo de manera natural para protegerse de la neuroinflamación y el dolor. En situaciones crónicas, las células no producen suficiente PEA y es entonces cuando suplementar con palmitoiletanolamida sintetizada puede ser beneficioso.

El PEA se ha estudiado especialmente en pacientes que cursan con dolor neuropático en los que ha fracasado la analgesia habitual. También en pacientes polimedicados que requieren de terapias más seguras y tolerables. Diversos estudios científicos han demostrado su eficacia para el tratamiento de las lumbalgias y cervicalgias, los que causan el mayor número de bajas laborales y recientemente se han realizado interesantes hallazgos en la prevención del dolor de cabeza.

Estudio Delphi Calmux

El estudio se ha llevaba cabo entre 170 profesionales de diferentes especialidades en 23 provincias españolas. Cada médico encuestado atiende a una media de 400 pacientes al mes, de los cuales 167 tienen dolor.
Las especialidades médicas utilizadas en el estudio han sido: Cirugía Ortopédica y Traumatología, Medicina General y de Familia, Ginecología, Medicina Interna, Neurología y Cirugía General.

Entre las conclusiones del estudio destacan:

  •  El 95% de los encuestados percibe Calmux como un tratamiento natural
  • El 97% afirma que los complementos alimenticios pueden ayudar a controlar el dolor
  • El 100% asegura que el PEA es útil para el control del dolor

Calmux

Calmux es un complemento alimenticio de la empresa Bioksan, elaborado con ingredientes 100% naturales, de alta calidad y diseñado para favorecer la multiacción (abordaje del problema desde muchos puntos de vista). Incluye un PEA de alta calidad ultrabiodisponible, LEVAGEN+TM, un ingrediente testado clínicamente que ha demostrado que se absorbe mucho mejor en el organismo, por eso con menos dosis se logra mayor eficacia. También lleva asociadas boswellia, scutellaria, harpago, vitaminas del grupo B y selenio, claves en el correcto funcionamiento del sistema
nervioso.

Sobre Bioksan

Bioksan es una empresa española que investiga, desarrolla y distribuye nutracéuticos inteligentes que permiten abordar problemas de salud de manera integral. Con ingredientes 100% naturales y respaldados por una concluyente evidencia científica, cumple las normas de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

La compañía nació en Las Palmas de Gran Canaria en el año 2014 y desde entonces, ha experimentado un incremento anual del 50 % en su facturación. Estos datos han llevado a Bioksan a conseguir un puesto entre las 1.000 empresas europeas que más han crecido en los últimos años, del ranking anual del Financial Times ‘FT1000
Europe’s Fastest Growing Companies’.
Con un modelo de gestión basado en el bienestar de los colaboradores, la Responsabilidad Corporativa es parte esencial de su actividad. En este sentido, destina el 6% de su beneficio anual a proyectos solidarios en España y Uganda. Además, es la primera empresa española de nutracéuticos que ha conseguido el distintivo BCorp gracias a su compromiso con el planeta, la salud y las personas.