Un juzgado de Florida permite al gobernador mantener su prohibición de la obligatoriedad de mascarillas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Un tribunal de apelaciones del estado estadounidense de Florida ha decidido mantener la prohibición del gobernador, Ron DeSantis, de que las escuelas obliguen a sus estudiantes a usar mascarillas.

“Seguiré luchando por los derechos de los padres”, ha celebrado DeSantis la decisión judicial en un mensaje en la red social Twitter, pues considera que su prohibición de la obligatoriedad de las mascarillas permite que los padres elijan si quieren que sus hijos las utilicen en el colegio o no.

Esta prohibición le da a la Junta Educativa de Florida la potestad de congelar los salarios de los profesores miembros de juntas escolares de distritos que obliguen a sus estudiantes a utilizar la mascarilla.

A pesar de la decisión, que no es definitiva ya que el tribunal todavía debe emitir una sentencia firme sobre la legalidad de la prohibición, uno de los distritos que ha impuesto la obligatoriedad de mascarillas en las escuelas ya ha anunciado que mantendrá este mandato.

“La decisión (del tribunal) es decepcionante, pero ya entendimos desde el principio que la batalla legal por las mascarillas en las escuelas llevaría tiempo, y no todas las decisiones serían favorables”, ha asegurado en un comunicado, recogido por la cadena ABC, el superintendente de las escuelas públicas del condado de Alachua Carl Simon.

Al menos 13 distritos han impuesto la obligatoriedad de usar mascarillas en las escuelas en el estado, incluyendo los seis más grandes del estado.

El debate sobre el uso de mascarilla se ha convertido en un tema de enfrentamiento en Estados Unidos en el que los miembros del Partido Republicano se oponen a su obligatoriedad y apuntan a una decisión personal.

Esto ha derivado en la judicialización de este asunto con el propio DeSantis como uno de los protagonistas más destacados, en parte por su posible aspiración a liderar las elecciones presidenciales de 2024 por los republicanos.

La judicialización del uso de mascarillas vive un nuevo capítulo mientras que los fallecimientos en el estado de Florida a causa de la COVID-19 alcanzaron un nuevo récord el mes pasado. Desde el inicio de la pandemia se han registrado cerca de 47.000 decesos y más de 3,3 millones de casos confirmados.