Un tribunal de Japón condena a dos estadounidenses por ayudar a Carlos Ghosn a fugarse del país

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Un tribunal de Japón ha condenado este lunes a los dos estadounidenses que ayudaron al expresidente de la alianza Renault-Nissan Mitsubishi Carlos Ghosn a fugarse del país a principios de 2020, quien estaba acusado de varios delitos financieros.

Michael Taylor, de 60 años, ha sido condenado a dos años de prisión, mientras que su hijo Peter Taylor, de 28 años, a un año y ocho meses. Los dos se han declarado culpables y se han disculpado por su papel en la fuga, según recoge la agencia Kiodo.

Todo ello después de que la justicia estadounidense autorizase la extradición desde el país norteamericano a Japón de los dos cómplices.

HUÍDA DE CARLOS GHOSN

Este movimiento se produce después de que Carlos Ghosn, de nacionalidad francesa, libanesa y brasileña, fuese detenido en noviembre de 2018 en Japón por supuestamente ocultar parte de sus ingresos y por trasladar a la empresa automovilística pérdidas de sus inversiones personales. Estaba en libertad bajo fianza desde abril de 2019 y su juicio estaba previsto para abril de 2020.

A finales de 2019, el expresidente de Nissan huyó de Japón rumbo a Líbano en un avión privado. Ghosn habría salido escondido en la caja de un instrumento musical aprovechando la fiesta navideña celebrada en su casa de Tokio y ayudado supuestamente por Michael y Peter Taylor.