Unespa sondea con las compañías los daños que ha producido ‘Filomena’

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Unespa se ha reunido con las compañías aseguradoras para intentar recabar datos sobre los daños que pueda haber dejado a su paso la borrasca ‘Filomena’, con la intención de ir concretando la dimensión del impacto, aunque su cálculo final tardará un tiempo en poder completarse.

En la patronal explican a Servimedia que se trata de una consulta rutinaria de cifras y muy preliminar, ya que algunos daños son visibles, como pueden ser los desperfectos de un vehículo por la caída de un árbol, pero en otros el propio asegurado tardará algo más en detectarlos. Un ejemplo sería la rotura de un toldo o un aire acondicionado, cuyos siniestros podrían no ser advertidos hasta que la nieve desaparezca.

Cada compañía aseguradora gestiona sus prestaciones y el servicio a título individual, pero la mayoría, si no todas, activaron sus protocolos individuales de atención cuando llegó la borrasca para agilizar las respuestas al cliente.

A lo largo de la semana las principales empresas han ido detallando la tramitación de miles de partes relacionados, en su mayor parte, con siniestros en hogares y comunidades de propietarios, comercios, empresas y servicios de asistencia en carretera; ya que la tormenta ha obligado a evacuar a miles de conductores atrapados en diferentes vías por la nieve.

El lunes y martes algunas empresas reconocieron ya haber tramitado hasta un 30 o 40% más de siniestros durante el fin de semana en comparación al mismo día de un invierno normal. Es el caso de Santalucía, pero también coincide con datos de Allianz, que el lunes gestionó un 32% más de servicios por seguros multirriesgo, Verti, del Grupo Mapfre -tramitó un 33% más de siniestros en el ramo de hogar- o Generali, que han ido detallando los siniestros tramitados para trasparentar el servicio.

Los daños provocados a su paso por la borrasca ‘Filomena’, la mayor en 50 años en algunas regiones como Madrid, los cubren las compañías aseguradoras, siempre que haya una póliza en vigor y con el riesgo asegurado.

Por su parte, el Consorcio de Compensación de Seguros se hará cargo de los daños que deje a su paso el temporal derivados de la inundación por deshielo posterior, tanto si el anegamiento de terreno tiene lugar de inmediato como si ocurre después con desbordamientos de ríos o cauces naturales, e indemnizará aquellos otros provocados por fuertes vientos, pero no cubrirá los siniestros producidos por la nevada o por heladas.