Unicaja gana 70 millones hasta junio, un 15% más, y eleva su solvencia hasta el 19,2% de CET-1

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Grupo Unicaja Banco registró un beneficio neto de 70 millones de euros durante el primer semestre de este año, lo que supone un aumento del 15% respecto al mismo periodo de 2020, a pesar de las nuevas dotaciones extraordinarias realizadas por la situación derivada del Covid-19, en un semestre en el que la entidad ha reforzado su ratio de solvencia CET-1 en 3,3 puntos porcentuales, hasta el 19,2% y la de capital total en 3,7 puntos porcentuales, hasta el 21%.

El grupo ha achacado los resultados logrados a la mejora de la aportación del negocio básico, la reducción de los costes de transformación y la reducción de las necesidades de saneamientos, a pesar de haber realizado nuevas dotaciones extraordinarias por la situación del Covid-19 (11 millones de euros en este segundo trimestre del ejercicio, para alcanzar 36 millones en 2021), orientadas a la cobertura adicional de los impactos que la evolución final de la pandemia pueda tener sobre su cartera de crédito.

Sin dichas provisiones extraordinarias, el beneficio neto habría alcanzado 95 millones de euros, lo que habría supuesto un ROE del 4,9%, según ha informado la entidad.

El grupo ha explicado además que el aumento en el nivel de solvencia se produce tras recibir con anterioridad al cierre de junio la autorización por parte de las autoridades supervisoras, que le permite aplicar modelos internos A-IRB en la determinación de los requerimientos de capital regulatorio.

Este incremento “sustancial” de las ratios de capital, junto con los 236 millones de euros de dotaciones extraordinarias realizadas desde el inicio de la pandemia, que han permitido mejorar las coberturas 8,1 puntos porcentuales, son una parte “relevante” de la trayectoria con la que Unicaja Banco ha afrontado una etapa marcada por la incidencia de la crisis sanitaria, y que se resume, según la entidad, en una “situación de enorme fortaleza para abordar la esperada recuperación económica y la integración de Liberbank”.

Adicionalmente a la mejora del capital, las principales claves de los resultados de Unicaja Banco en el primer semestre han sido: la mejora de la rentabilidad del negocio básico; el crecimiento de la actividad de negocio; la reducción continuada de los gastos de explotación; la disminución de los activos no productivos, reforzando los altos niveles de coberturas, y las elevadas ratios de liquidez que la entidad mantiene.

En concreto, el margen básico, principal indicador de la evolución de la rentabilidad del negocio recurrente, ha aumentado un 5,1%, mientras que el resultado básico lo ha hecho en un 27,3%.

El margen de intereses, por su parte, ha subido un 2,8% y los ingresos por comisiones, un 10,6%.

Otro factor fundamental de la gestión del semestre, según la entidad, ha sido la continuación de la política de contención y reducción de los gastos de explotación, fortalecida desde el comienzo de la pandemia, habiéndose conseguido reducirlos en los últimos doce meses un 2,7%.

Con todo ello, el resultado básico de la entidad ha crecido un 27,3% en los últimos doce meses, pasando de 102 millones en el primer semestre de 2020 a 130 millones en el mismo período de 2021.

REDUCCION DE ACTIVOS NO PRODUCTIVOS

Por otro lado, Unicaja Banco ha continuado reduciendo sus activos no productivos (NPAs) e incrementando al mismo tiempo el alto nivel de las coberturas en 4,4 puntos porcentuales en doce meses, hasta situarse en el 66%.

En concreto, la entidad sigue reduciendo de manera recurrente sus activos no productivos en un 14,7% (-363 millones) en los últimos doce meses y en un 7,6% en el año (-173 millones).

El saldo de activos dudosos del Grupo, a cierre del primer semestre de 2021, se sitúa en 1.058 millones, y el de inmuebles adjudicados en 1.041 millones.

La caída de dudosos en los últimos doce meses se traduce en una bajada de la tasa de morosidad de 0,8 puntos porcentuales, hasta situarse en el 3,7%.

En consecuencia, el saldo de activos no productivos, netos de provisiones, con un importe de 714 millones de euros, representa únicamente un 1,1% de los activos del grupo, a cierre del primer semestre de 2021, reduciéndose 0,5 puntos porcentuales en los últimos doce meses.

Según la entidad, la situación de liquidez continúa siendo holgada y manteniendo niveles elevados, situando la ratio ‘Loan to Deposit’ (LTD) en el 64,2%, mientras que la aplicación de los modelos anteriormente indicada ha ampliado el exceso de capital total frente a los requerimientos SREP hasta los 1.664 millones de euros.

Asimismo, la producción de préstamos en el semestre ha crecido en el segmento de particulares un 55%, y en el de empresas, un 149%, lo que ha llevado a que el crédito no dudoso a clientes suba en el período un 2,2%.

Los recursos de clientes aumentan un 3,5% en lo que va de año, y un 7,5% interanualmente, creciendo un 6,9% los recursos de balance y un 9,5% los de fuera de balance y seguro.

Por otro lado, según la entidad, el proceso de fusión con Liberbank ha continuado avanzando, dentro del calendario previsto, tras el cierre de junio al haber recibido las autorizaciones regulatorias preceptivas, y está próximo a su terminación ya que, habiéndose otorgado la escritura de fusión el día 26 de julio, está previsto que la fusión quede completada antes de finalizar este mes con la inscripción en el Registro Mercantil.

En relación con el calendario del proceso, tras la aprobación por parte de las juntas de accionistas de las dos entidades y, cumplidas las condiciones suspensivas con la obtención de las autorizaciones regulatorias preceptivas, una vez se inscriba la fusión, se materializará el canje de acciones de Liberbank por acciones de Unicaja Banco y se iniciará la fase de integración operativa.