Unicaja no desvelará el impacto en empleo hasta la fusión con Liberbank

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El director financiero de Unicaja Banco, Pablo González Martín, ha declinado ofrecer detalles sobre el posible ajuste de oficinas y empleo tras la absorción de Liberbank y ha informado de que en los próximos resultados trimestrales se presentarán ya como entidad fusionada.

Durante la presentación de resultados del primer trimestre, analistas e inversores han solicitado al directivo detalles sobre el calendario formal de la fusión, sobre el potencial ajuste de capacidad y sobre las sinergias de costes que espera alcanzar.

El director financiero de Unicaja Banco ha señalado que los equipos de Unicaja y Liberbank están trabajando actualmente en la integración de ambas entidades y que será tras la recepción de las autorizaciones regulatorias cuando esté en disposición de explicar en detalle “los impactos finales” de la operación, negociando las posibles medidas que afecten a la plantilla con los representantes de los trabajadores.

“En este momento, como pueden imaginar, no podemos proveer más detalles sobre medidas específicas. Como hemos hecho en el pasado, discutiremos los detalles con los sindicatos y no es el momento de proveer detalles”, ha dicho González sobre el potencial proceso de reestructuración.

Tras la presentación de Unicaja Banco, ha tenido lugar la presentación ante analistas de los resultados de Liberbank. El consejero delegado del banco, Manuel Menéndez, ha trasladado los mismos mensajes en lo relativo a la fusión y ha detallado que los equipos de tecnología, recursos humanos, contabilidad, comercial y tesorería están trabajando “a toda velocidad” en el proceso de integración.

Menéndez también ha apuntado que, aunque en la presentación al mercado no se incluyó información sobre las sinergias de ingresos derivadas de la fusión, la entidad confía en generarlas.

Según ha explicado el directivo, no esperan perder ingresos tras la fusión, al no haber un solapamiento significativo entre Unicaja Banco y Liberbank, al tiempo que el mayor tamaño del grupo combinado permitirá crecer en otras líneas de negocio. “Estamos convencidos de que generaremos sinergias de ingresos”, ha sostenido Menéndez.

AUTORIZACIONES EN JULIO

Ambas entidades han confirmado que la recepción de las aprobaciones regulatorias está prevista para el final del segundo trimestre o principios del tercero. “Si todo avanza según lo esperado, publicaremos los resultados de la primera mitad del año como un único banco, aunque esto está condicionado a la recepción de todas las autorizaciones”, ha explicado el director financiero de Unicaja Banco.

Tras haber logrado ‘luz verde’ por parte de sus respectivas juntas de accionistas el pasado 31 de marzo, la ejecución de la fusión requiere de los pronunciamientos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el Banco de España, el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP).

Será la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, quien finalmente autorizará la operación en caso de obtener el visto bueno de todos los organismos supervisores.

Una vez se reciban las citadas autorizaciones, Unicaja Banco estará en disposición de explicar en detalle los impactos finales de la fusión, ha señalado González.

UNICAJA Y LIBERBANK SUMAN 9.742 EMPLEADOS y 1.464 OFICINAS

Atendiendo a los datos presentados este miércoles, Unicaja Banco y Liberbank suman un total de 9.742 empleados (3.767 de Liberbank y 5.975 de Unicaja Banco) y 1.464 oficinas (575 de Liberbank y 889 de Unicaja Banco).

El Grupo Unicaja Banco obtuvo un beneficio neto de 43 millones de euros al cierre del primer trimestre de 2021, lo que supone un descenso del 7,4% respecto al mismo periodo de un año antes, tras destinar durante este periodo 25 millones de euros a dotaciones extraordinarias para reforzar la cobertura del potencial impacto económico derivado de la pandemia del coronavirus. Sin estas provisiones extraordinarias, el resultado habría alcanzado los 53 millones de euros.

De su lado, Liberbank incrementó un 16,8% su beneficio neto en el primer trimestre de 2021, hasta 23 millones de euros, tras destinar otros 38 millones de euros a saneamientos de crédito para anticipar el impacto por el deterioro del escenario macroeconómico durante los próximos ejercicios y cubrir el incremento del riesgo de clientes sin impagos.

ESPERAN ALCANZAR UN ‘PAY OUT’ DEL 50%

El 16 de abril Liberbank pagó un dividendo de 7,857 millones de euros con cargo al ejercicio 2020, mientras que Unicaja banco abonó ese día un primer tramo de 11,54 millones de euros.

El dividendo total de Unicaja con cargo a 2020 asciende a 16,9 millones y el segundo tramo, de 5,36 millones de euros que también recibirán los accionistas de Liberbank, se pagará una vez quede inscrita la fusión en el Registro Mercantil.

“Como hemos dicho, queremos alcanzar un dividendo en efectivo con un ‘pay out’ del 50% tan pronto como sea posible, siguiendo siempre las recomendaciones del Banco Central Europeo (BCE)”, ha resaltado el director financiero de Unicaja Banco.

De su lado, el consejero delegado de Liberbank ha apuntado que la remuneración al accionista podría efectuarse mediante el reparto de un dividendo en efectivo o con una recompra de acciones, siendo esta última opción “particularmente atractiva con los precios actuales del mercado”.

Menéndez también ha querido resaltar que la fusión proporcionará sinergias de capital y que partirán con una cómoda posición de capital tras los ajustes derivados de la operación.