Uriach compra la empresa Sidroga y entra en los mercados de Alemania, Suiza y Austria

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La farmacéutica catalana Uriach ha cerrado la adquisición de la alemana Sidroga, con presencia también en Suiza y Austria, según ha explicado el ceo de la empresa, Oriol Segarra, este martes en la rueda de prensa para presentar los resultados de la empresa en 2020.

La compañía germana cuenta con una plantilla de 150 empleados y cerró 2020 con una facturación de 60 millones de euros, lo que permitirá incrementar los ingresos de Uriach un 25%, además de dos centros de producción en Alemania.

Segarra ha asegurado que tras esta compra, cerrada hace dos semanas y de la que no ha detallado la cantidad, no se prevén nuevas compras durante el actual ejercicio, aunque sí que la empresa continuará su crecimiento inorgánico en los próximos tres o cuatro años.

La operación se ha realizado mayoritariamente con recursos propios, aunque una pequeña parte ha sido con deuda, que Segarra ha recordado que hasta el momento “era cero, por lo que el nivel de deuda es muy conservador”.

Con esta adquisición, la mayor de la empresa hasta el momento, Uriach continúa con el objetivo de convertirse en uno de los líderes europeos del sector y en el futuro prevé entrar en los mercados de Francia, los países nórdicos y Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo.

Segarra ha apuntado que 2020 ha sido un año “totalmente marcado por la pandemia” y que el mercado de ‘consumer healthcare’, el principal de la empresa, ha sufrido una contracción del 4% o el 5% a escala global.

Sin embargo, la facturación de Uriach creció un 5% interanual, hasta 240 millones de euros, un resultado que el directivo ha definido como “bueno” a pesar de las dificultades y que se acerca al previsto a principios de año.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 48 millones de euros, con un incremento anual del 5%.

La división de ‘consumer healthcare’ facturó 165 millones de euros, con un crecimiento del 17,5% respecto al año anterior, aunque Segarra ha subrayado que no es “plenamente comparable” ya que la empresa ha sumado a este negocio una línea que hasta el momento se situaba en la división de ‘b2b’.

Por su parte, el ‘b2b’ ha aumentado un 5% interanual, hasta alcanzar una facturación de 74 millones de euros.