Verstappen: «No me importa que intenten quitarme el título»

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El flamante campeón del mundo de Fórmula 1, Max Verstappen, dijo que no está preocupado por las alegaciones de Mercedes respecto al título recién conseguido en Abu Dabi y aseguró que no le importa si intentan quitarle el Mundial en los despachos.

Verstappen (Red Bull) logró la victoria el pasado domingo y también el título después de que la aparición de un coche de seguridad tardío llevase al neerlandés a colocarse justo detrás de Lewis Hamilton (Mercedes), a quien luego superó en la última vuelta.

Mercedes realizó una doble apelación inmediata, ambas desestimadas por los comisarios, y posteriormente manifestó su intención de apelar contra esa decisión; todavía deben decidir si dar seguimiento a esas declaraciones este jueves, aunque la prensa local ya indica que el equipo de Hamilton renunciará definitivamente a seguir las protestas.

A Verstappen se le preguntó este miércoles en su llegada a Milton Keynes, la sede de Red Bull, cómo se sentía en medio de la incertidumbre y si su relación con Mercedes y el jefe del equipo, Toto Wolff, se había roto para siempre. «Estoy bien, ni siquiera lo pienso mucho, porque me siento campeón del mundo, y no me importa que intenten hacerlo».

«Lo ganamos en la pista, lo ganamos cuando había luz verde y los pasamos en la pista, y de todos modos nunca me podrán quitar eso. Sobre el posible atractivo, no estoy ocupado con eso. Como equipo, por supuesto, puede ser perturbador, pero nosotros hemos disfrutado mucho los últimos días», añadió.

Verstappen, quien ya había revelado que Wolff le envió un mensaje de felicitación después de la carrera del domingo, apuntilló: «Creo que uno debe aceptar una derrota, no importa cuánto duela. Creo que hay una pequeña diferencia entre los equipos».

Con respecto a la situación actual de la apelación dijo que «no es nada sorprendente solo por cómo se desarrolló la temporada hasta la última carrera, así que es solo un poco más. Mi opinión (de Mercedes) no cambiará, es más o menos la misma», afirmó.

La FIA reconoce que lo ocurrido en Abu Dabi «empaña la imagen» de la F1

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) lamentó este miércoles que el desenlace del Mundial de Fórmula 1 haya desembocado en una gran y controvertida discusión que «empaña la imagen» de este deporte, con lo que se comprometió a una amplia investigación y análisis que sirva para el futuro.

La Federación Internacional dio su felicitación a Max Verstappen (Red Bull) por la victoria y a Lewis Hamilton (Mercedes) por su destacada temporada y deportividad. Sin embargo, la FIA reconoce que el GP de Abu Dabi ha dejado «un amplio número de reacciones dentro de la F1 y el mundo del motor en general, también en los aficionados».

«Lo primero para la FIA es asegurar la seguridad de todos y la integridad del deporte. Las circunstancias que rodearon el uso del coche de seguridad después del accidente de Latifi, y las conversaciones entre Dirección de Carrera y los equipos, han generado mucho malentendido y una discusión que empaña la imagen del Mundial», dice la FIA en su comunicado oficial.

El organismo mundial lamenta que esta polémica envuelva el primer título mundial de Verstappen y el octavo título seguido de Constructores para Mercedes. Después de recibir un informe de todo lo ocurrido y con el objetivo constante de mejorar, el presidente de la FIA propuso un detallado análisis y aclaración para el futuro con todas las partes. «No solo la F1 se beneficiará de este análisis, sino todos los Campeonatos», dice la nota.

El comunicado de la FIA reconoce en cierta medida que Michael Masi, director de carrera el pasado domingo, tuvo una actuación controvertida en la carrera que decidió el Mundial en Abu Dabi, cuando un Verstappen con neumáticos nuevos quedó detrás de Hamilton en la carrera relanzada a una sola vuelta.