Visitar Formentera en invierno, con Can Corda

Al contrario de lo que muchas personas pueden pensar, irse de vacaciones en invierno es una gran idea para salir del estrés del día a día y relajarse. Durante esta época no se puede disfrutar de la piscina, la playa o el sol como en verano, pero se pueden hacer muchas otras actividades.

Formentera en invierno se constituye como una muy buena opción para desconectar, gracias a las casas vacacionales que ofrece Can Corda en la zona de Es Cap de Barbaria.

Los atractivos turísticos de Formentera

Formentera es la isla más pequeña habitada de las Baleares. Dentro de ella se encuentra Es Cap de Barbaria el punto más meridional de la isla, ubicado en un terreno árido y rocoso que cuenta con hermosas playas y acantilados de gran belleza. Su sorprendente faro es muy conocido, ya que fue el protagonista de la fotografía captada por Julio Medem en la película Lucía y el sexo. Alrededor del faro se encuentran dos atractivos turísticos más. Uno de ellos es La Cova Foradada, una gruta que conduce a un mirador con grandes vistas y, a tan solo 150 metros hacia el oeste, se encuentra La Torre Des Garroveret, una de las torres de defensa repartidas por el litoral. Estas torres tienen una gran historia, ya que se empezaron a construir en el siglo XVIII con el fin de vigilar las posibles apariciones de navieros piratas. Así, en Cap de Babaria los turistas podrán ser testigos de hermosas puestas de sol, disfrutando de una sensación de paz y libertad junto a la naturaleza.

Can Corda dispone de casas vacacionales en Formentera

Para disfrutar de un hermoso hospedaje durante una visita a Formentera, la mejor opción son las casas vacaciones típicamente mediterráneas. En ese sentido, Can Corda ofrece a sus clientes cinco casas vacacionales independientes con amplios espacios y diferentes estilos. Las casas cuentan con una cocina completamente equipada, salón con televisor de pantalla plana, equipo de música y diversos dormitorios dobles con una decoración que invita a la relajación y al descanso. Lo que hace especial a Can Corda es el origen de la propiedad, que proviene de los abuelos Esperanza y Damián, ambos nacidos en Cap de Barbaria en el año 1900. Ellos se dedicaron a la agricultura durante toda su vida y vieron desde el principio la llegada de los primeros visitantes, más de 100 años después, sus nietos deciden dedicar las viviendas al alquiler vacacional. Estos detalles hacen que los turistas se sientan en casa mientras visitan Formentera.

Con todas las actividades que propone la isla, visitar Formentera en invierno hará que el turista pueda disfrutar de una experiencia inolvidable gracias a sus paisajes y el cómodo hospedaje en Can Corda.