Vodafone ingresa 2.090 millones en su primer semestre fiscal, un 2,1% más

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Vodafone España ha ingresado en su primer semestre fiscal 2.090 millones de euros, un 2,1% más en términos orgánicos que en el mismo periodo del año anterior, gracias a la mayor venta de terminales y dispositivos.

Sin embargo, los ingresos por servicio cayeron un 0,6% hasta los 1.866 millones de euros, con una mayor caída entre julio y septiembre (1,9%), a pesar de la recuperación progresiva del roaming, debido a la agresividad comercial y la elevada competencia de un sector que tiende al ‘low cost’.

Como consecuencia, el operador ha presentado un beneficio bruto de explotación (Ebitda) para el periodo abril-septiembre de 445 millones de euros, un 0,6% menos, debido también a los mayores costes publicitarios y de contenidos televisivos, que se vieron parcialmente compensados por las iniciativas de optimización, generación de eficiencias y avance de la digitalización.

La compañía aplica desde marzo su plan ‘Restart’ para impulsar la competitividad y la rentabilidad del negocio con énfasis en la digitalización y la diferenciación para captar nuevas oportunidades de negocio.

En los últimos meses, la compañía ha pactado con los sindicatos un ERE para 442 trabajadores y ha acordado externalizar sus tiendas propias, así como ha remodelado el comité ejecutivo al frente de la firma en España.

El trimestre también ha estado marcado por la adquisición de espectro en la banda de 700 MHz.

Además, en su informe a nivel global, el operador ha destacado las reformas que está tramitando el Gobierno español como la extensión de las licencias de espectro y las rebajas a las tasas de reserva de estas licencias y la desaparición de la de TVE.

EVOLUCIÓN DE CLIENTES

Vodafone ha incrementado su base de clientes móviles de contrato en 67.000 líneas hasta los 11,7 millones impulsada por la fuerte demanda del sector público en un ambiente marcado también por la competitividad y el reposicionamiento de tarifas.

Así, los clientes de banda ancha han descendido hasta los 3,1 millones, mientras que los de televisión se han reducido en 38.000 para alcanzar 1,6 millones.

Además, la huella de hogares conectados se ha mantenido estable en 10,6 millones

Por su parte, Lowi continúa con su crecimiento y ya suma 1,3 millones de clientes, tras añadir a su base otras 144.000 líneas móviles.

Asimismo, la compañía ha aumentado en 0,4 puntos su tasa de abandono (churn) hasta los 26,7%.