Von der Leyen afirma que usará «todos los poderes» para defender la primacía del Derecho UE en Polonia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha afirmado este viernes que hará valer «todos los poderes» de que dispone la Comisión Europea para defender la primacía del Derecho de la Unión Europea en Polonia, después de que el Tribunal Constitucional del país dictara que algunas leyes comunitarias son incompatibles con la Constitución polaca.

«Estoy profundamente preocupada por la sentencia de ayer», ha indicado Von der Leyen en un comunicado leído por su equipo y en el que explica que ha instruido a los servicios comunitarios para que examinen «a fondo y con rapidez» los detalles de la controvertida sentencia.

La jefa del Ejecutivo comunitario ha reaccionado un día después de que se pronunciara el Constitucional polaco, pero ya su comisario de Justicia, Didier Reynders, dejó claro el jueves la gravedad de la situación.

Reynders avisó de que Bruselas iba a estudiar las medidas posibles, aunque no quiso aclarar si piensan en la apertura de un nuevo procedimiento de infracción o en otras opciones como el bloqueo de los fondos para la recuperación.

También el presidente del Parlamento europeo, David Sassoli, consideró inaceptable que un Estado miembro no reconozca las sentencias del Tribunal de Justicia de la UE e instó al Ejecutivo comunitario a actuar en consecuencia.

Así las cosas, Von der Leyen ha advertido de que los Tratados europeos son «muy claros» respecto a que las sentencias de la Justicia europea son legalmente «vinculantes» para las autoridades de todos los Estados miembro, lo que incluye a los tribunales nacionales.

«El Derecho europeo tiene primacía sobre el Derecho nacional, incluidas las disposiciones constitucionales. Es lo que han firmado todos los Estados miembro de la Unión Europea. Usaremos todos los poderes que tenemos bajo los Tratados para garantizarlo», ha remachado Von der Leyen.

Con todo, Bruselas se resiste a adelantar cuáles son las herramientas legales de que dispone para afrontar esta crisis e insiste en que no adelantará sus pasos hasta haber analizado «en detalle y de manera ordenada» la sentencia del Constitucional polaca.