Vox pide que los autónomos que teletrabajen se deduzcan gastos de vivienda

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Vox ha propuesto en el Congreso de los Diputados que los trabajadores autónomos que con motivo de la pandemia de Covid-19 se han visto obligados a teletrabajar puedan deducirse fiscalmente gastos vinculados a su vivienda.

Y es que, tal y como exponen en una proposición no de ley registrada en el Congreso, a la que ha tenido acceso Europa Press, pese a que los autónomos tienen reconocido el derecho a deducirse determinados gastos, la Dirección General Tributaria ha rechazado esta posibilidad a partir de “una interpretación retorcida” de la normativa.

Concretamente, la Ley de medidas urgentes del trabajo autónomo de 2018 estableció la posibilidad de poder deducirse hasta el 30% en el IRPF de los suministros de electricidad, gas, agua, telefonía e Internet de la parte de vivienda que afecta a la actividad.

Sin embargo, esta aplicación se ve cerciorada al aceptar únicamente la citada Dirección General de Tributos esta desgravación en caso de contar con contadores separados, algo poco habitual, señalan.

Y, a raíz de la pandemia y la extensión del teletrabajo, Hacienda dictó una resolución que impedía esta desgravación para los autónomos que empezaran a trabajar a distancia.

Todo ello al considerar que, para que estos suministros puedan considerarse gastos deducibles, es necesario que la vivienda habitual se encuentre parcialmente afecta a la actividad, algo que no es así, ya que su utilización responde a una circunstancia ocasional y excepcional.

Sin embargo, Vox considera que se trata de una “interpretación retorcida” al argumentar que este elemento temporal no determina en ningún caso la condición de bien afecto a la actividad, pues su uso mismo es necesario para el desarrollo de la actividad.