WiZink pierde 25 millones lastrado por los litigios de las revolving

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

WiZink ha presentado un resultado neto negativo de 25 millones de euros en el primer semestre de 2021, debido a una provisión extraordinaria de 107,6 millones de euros, principalmente dirigida a cubrir potenciales litigios asociados con las tarjetas de pago aplazado, según las cuentas remitidas este viernes al Banco de España.

De la cifra total provisionada por la entidad, 81,9 millones se destinaron a cubrir potenciales litigios asociados con las tarjetas de pago aplazado.

Excluyendo esta dotación extraordinaria, los resultados ordinarios antes de impuestos crecieron hasta 73,6 millones de euros, lo que supone multiplicar por 3,5 el beneficio alcanzado en el mismo periodo de 2020.

El responsable de Corporate Finance & Strategy de WiZink, Francisco Javier Cobo Velasco, ha señalado que esta dotación responde al criterio de prudencia que mantiene la entidad frente a potenciales litigios.

Fuentes del banco indicaron a Europa Press que WiZink analiza y recalibra permanentemente su modelo de gestión de provisiones y que este trimestre han decidido realizar dichas dotaciones adicionales preventivas debido a las señales de recuperación postpandemia y a la buena salud del negocio recurrente.

El margen de intereses se redujo un 18%, hasta 213,91 millones de euros, con una caída del 25% de las comisiones netas, que se situaron en 30,4 millones.

Según explican desde WiZink, la caída del 19% del margen bruto fue ocasionada por el cambio de precios en las tarjetas revolving en España y el impacto de la pandemia en el mercado español y portugués, aunque el banco asegura que ya está viendo fuertes signos de recuperación en ambos países, especialmente en Portugal, donde la actividad comercial de WiZink se sitúa ya en niveles prepandemia.

Las pérdidas crediticias cayeron un 68%, hasta 47,5 millones de euros en el primer semestre, y los costes de explotación se redujeron un 8%, hasta 91,6 millones de euros.

La entidad tenía una ratio CET 1 ‘phase in’ del 15,2% al cierre de julio, 3.200 millones de euros en depósitos y una ratio de crédito sobre depósitos del 85%, lo que la sitúa en “una buena posición para continuar implementando su estrategia de crecimiento”.

“Nuestros sólidos resultados reflejan el foco continuado de WiZink en gestión del riesgo y eficiencia de costes, doblando de forma exitosa nuestros resultados ordinarios en un complejo entorno macroeconómico”, ha destacado el responsable de Corporate Finance & Strategy de WiZink.

PROGRESOS EN EL PLAN ESTRATÉGICO

Según Cobo, la entidad ha hecho ya “importantes progresos” en su plan estratégico, poniendo en marcha diversas iniciativas para diversificar y hacer crecer el negocio, al tiempo que apoya a sus clientes con un abanico más amplio de productos y servicios.

Algunos de los hitos alcanzados desde comienzos de este año son la diversificación del negocio con la adquisición de la plataforma digital para la financiación de vehículos de ocasión Lendrock y el lanzamiento de la plataforma ‘marketplace’ dentro de su app.

Además, lanzó en junio su nueva gama de tarjetas de crédito segmentadas por perfiles de usuarios, alcanzó un acuerdo con el club de fútbol Benfica con el que prevé lanzar una nueva tarjeta de fidelización en el último trimestre de este año y selló un acuerdo de colaboración con la startup Triple para incorporar un programa de fidelización en sus tarjetas.

En cuanto a su negocio en punto de venta digital, Aplazame, alcanzó un total de 1.591 comercios activos en el primer semestre de 2021. Por otro lado, WiZink tiene previsto lanzar su oferta de préstamos personales digitales en el último trimestre de este año.