Zamora integra el Modelo In-On-Out, la solución para las víctimas de violencia de género

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

La mañana del pasado 9 de diciembre se dieron a conocer los datos más relevantes del informe sobre las actuaciones realizadas por la Red de Atención Integral a las Víctimas de Violencia de Género de Castilla y León, cuyo balance arroja un total de 66 mujeres que han accedido a los servicios y recursos de esta institución durante los primeros 9 meses de este 2021.

Así lo dio a conocer la Consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, quien presidió en Zamora una reunión en la que anunció que son 252 los casos activos en el Sistema Unificado a los Servicios Sociales de la Dirección General de la Mujer (SAUSS Mujer) en la actualidad.

Nueva ley para dar una respuesta oportuna a las víctimas de violencia de género

El servicio de atención telefónica 012 Mujer también ha brindado datos en lo que va de 2021: se han recibido 170 llamadas en Zamora, de las cuales 149 estaban relacionadas con hechos de violencia de género; por el 016 han entrado 128; y otras 160 llamadas se han canalizado a través del 112. Judicialmente se han contabilizado 145 denuncias hasta el mes de junio y se han concedido 44 órdenes de protección.

En medio de la exposición de estas cifras, la consejera recordó que desde su departamento se está gestionando un nuevo anteproyecto de ley de atención integral a las víctimas de violencia para dar respuesta a los nuevos desafíos que se han presentado. Con el paso del tiempo, se han visto nuevas formas de violencia contra las mujeres, así como de nuevas formas para ejercerla. Esta es la razón por la que se hace necesaria una respuesta anticipada y una adaptación a estas nuevas realidades. De esta forma, se garantiza una intervención oportuna en estos casos.

Modelo “In-On-Out”

Este modelo se refiere al proceso donde los Servicios Sociales son, además de la puerta de entrada al sistema, una vía de salida hacia una vida independiente y con derechos plenos para las mujeres víctimas de maltrato. En la «Fase In» se están preparando nuevas herramientas que incluyen medidas de prevención y detección temprana de casos a través de la puesta en marcha de un nuevo plan estratégico para la igualdad de género hasta el 2025. La “Fase On” se inicia con la valoración personalizada de cada caso y prosigue con la movilización de recursos a la medida de las necesidades de la víctima. Es aquí donde se efectúa la actuación de las instituciones, organizaciones y entidades que conforman la Red de Atención, razón por la que se invertirán 2 millones de euros para su modernización y optimización de su accesibilidad. En la “Fase Out”, se sitúa a la víctima fuera del sistema de Servicios Sociales y se integra a la sociedad e, incluso, al mercado laboral. De esta forma, la mujer finaliza el proceso lista para recuperar sus derechos y emprender una vida independiente.