Sectores

La transformación digital del impuesto ‘más promiscuo’

La campaña de la renta para el ejercicio 2015 estrena este año Renta Web, un programa que prevé dar el salto digital para Hacienda.

Nos encontramos ya inmersos en plena campaña de la renta para 2015. Un ejercicio en el que se han devuelto 518 millones de euros durante su primera semana y que trae consigo gran-des novedades, como la puesta en marcha de Renta Web o la aplicación de la Reforma Fiscal de 2015. Sin embargo, tampoco está exenta de polémicas, ya que su inicio coincidió casi en el tiempo con el escándalo de los ‘papeles de Panamá’.

Cabe recordar, antes de nada, que el Impuesto sobre la Renta se ha convertido en el más importante, en términos recaudatorios, para las arcas públicas españolas, superando con 72.662 millones de euros en 2015 a los algo más de 20.649 millones del impuesto sobre sociedades – segundo en esta especie de ranking-.

Pero, a su vez, su importancia se puede transformar en un arma de doble filo, ya que se constituye como “el impuesto que ofrece mayor promiscuidad, al depender de un acto de conciencia por parte del contribuyente”, o eso opina, al menos, Valentí Pich, presidente del Consejo General de Colegios de Economistas de España, que hizo estas declaraciones en el marco de la presentación de las principales novedades y recomendaciones realizadas por REAF-REGAF.

La transformación digital de la AEAT

La puesta a punto de Renta Web es una de las principales novedades del año. Un sistema que permitirá a los usuarios realizar su declaración a través de su tablet o móvil -aparte del ordenador- y que evoluciona desde los anteriores servicios, como el borrador y el sistema PADRE; con la ventaja añadida, sobre estos, de que no necesita una descarga previa para hacer uso de él.

Ya en 2014, se presentaron 14,6 millones de declaraciones y borra-dores a través de este tipo de canales online –de las 19,4 millones totales-, lo que supuso en su momento un ascenso de algo más de cinco puntos porcentuales respecto a la correspondiente al 2013.

Datos que dan cuenta de la importancia que ha tomado este sistema para los ciudadanos. Esta es la razón por la que la Agencia Tributaria ha decidido explotarlo y sacar adelante Renta Web.

Pero ¿qué es y quién puede utilizar este nuevo programa? Desde el ministerio de Hacienda lo dejan claro, “todos los contribuyentes del IRPF, salvo aquellos que cuenten con rendimientos de actividades económicas entre sus fuentes de renta”.

Un programa que se colapsó durante las primeras horas de la mañana del pasado seis de abril –fecha en la que la campaña dio su pistoletazo de salida-, ante la gran cantidad de solicitudes que se recibieron. De él destaca el autoguardado de datos, que otorga tranquilidad a los usuarios para dejar el proceso a medias y poder continuarlo cuando a éste le plazca.

Rufino de la Rosa Cordón, director del departamento de gestión tributaria, declaraba sobre el nuevo servicio que se pone a disposición para “facilitar el acceso web de los contribuyentes a su declaración”.

A pesar de que la AEAT ofrece la información lo más actualizada posible para los contribuyentes, se recomienda “revisar los datos personales y económicos”, ya que ésta puede no disponer de todos los datos con transcendencia en la declaración.

Entre los casos típicos que se aconseja revisar desde el ministerio de Hacienda se encuentran los inmuebles y referencias catastrales, los arrendamientos de inmuebles, las transmisiones, las

aportaciones a planes de pensiones, las cuotas sindicales, las subvenciones, deducciones familiares y por maternidad, deducciones por inversión en vivienda habitual y las autonómicas.

El foco sobre los alquileres

La AEAT, como novedad, ha introducido para el presente ejercicio un mensaje informativo a través del sistema online para aquellos usuarios que tienen anunciados pisos en varios medios, sobre todo, a través de Internet.

Llama la atención en este sentido, el último estudio realizado por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), del que se desprende que “casi el 42 por ciento de los alqui-leres en España no se declaran”.

Se podría decir, por lo tanto, que se ha puesto el foco sobre los alquileres de inmuebles para este ejercicio; sobre todo, por la aplicación de la Reforma Fiscal de 2015 que fija el porcentaje de reducción al 60%, en lugar del 100% de años anteriores, e independientemente de la edad del inquilino.