Política Sectores

Alrededor de 1.200 vehículos más ‘apatrullarán’ la ciudad

El Gobierno destinará 22,9 millones de euros a repartir en cuatro años

El Consejo de Ministros ha aprobado esta mañana un contrato de arrendamiento para ampliar la flota de vehículos policiales. Serán un mínimo de 1.161 y un máximo de 1.218 coches radiopatrulla de tipo “k”, es decir, camuflados.

Para ello, el Gobierno destinará 22,9 millones de euros para un plazo de ejecución de cuatro años, de forma que la cantidad se entregará sucesivamente cada año.

Estos coches, por los que pagarán un máximo de 411,48 euros al mes, contarán com un kilometraje ilimitado y sus correspondientes kits policiales. La marca escogida debe de estar entre las 10 primeras según los datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (ANFAC). Además, deberán tener una dimensiones fijas, tanto interiores como exteriores, y una potencia igual o superior a 85 kw, combustible, aire acondicionado, equipo eléctrico, etc.

Por otro lado, las reparaciones y la asistencia técnica de los vehículos deben realizarse en cualquier parte del territorio nacional y deberá hacerse por cuenta del adjudicatario.

¿Por qué en régimen de arrendamiento?

La razón por la que se ha escogido el contrato en régimen de alquiler de los vehñiculos es porque conlleva una reducción sustancial del coste de los recursos destinados a la administración, gestión y mantenimiento de la flota y también un mejor control de los costes, tales como mantenimiento, averías, etc.

Además, la modernización de la flota y la mayor operatividad de los vehículos permite una reducción en el consumo de combustible.

Yasmina Pena