Economía

Análisis. Apertura alcista para un Ibex que aspira a alcanzar los 11.000

El Ibex, con un menor volumen de negociación de los habitual, se anota un +0,13% hasta los 10.914 puntos. Así pues se desmarca del resto de índices europeos, que presentan pérdidas de un -0,30% de media. El DAX retrocede desde los máximos históricos que presentó al cierre de la semana pasada debido en parte a su cifra de producción industrial de octubre, que creció menos de lo que se esperaba: 0,8% vs 0,9% estimado.

En el Ibex es FCC (+5,51%) la que más sube seguida por Bankia (+1,80%), que trata de desmarcarse de las conclusiones del Banco de España que concluye que hubo irregularidades en las cuentas que presentó antes de su salida a bolsa. Como las más bajistas se colocan Grifols (-0,66%) y Gas Natural (-0,55%).

Una de las citas del día es la reunión del Eurogrupo que tendrá lugar hoy para debatir los objetivos de déficit para 2015 de los diferentes países. España aspira a reducirlo hasta el 4,2%, aunque Bruselas ha mostrado su discrepancia y estima que será del 4,6% basándose en un crecimiento del PIB español inferior al que prevé el gobierno de Rajoy: 2% vs 1,7%. En esta reunión también se tratará de avanzar posturas en temas como la finalización del rescate a Grecia, la introducción de la Tasa Tobin o la aportación de cada país al nuevo Mecanismo de Resolución que se enmarca dentro de la Unión Bancaria.

Italia ve ampliar su prima de riesgo hasta los 123 puntos básicos, después de que el viernes la agencia de calificación S&P rebajara en un escalón su rating hasta BBB- a solo un paso del bono basura. España se ve algo contagiada por esta decisión de S&P, ya que nuestra prima de riesgo se aleja de los 100 puntos básicos y la rentabilidad del bono a diez años vuelve a situarse en la zona del 1,85%.

En el plano corporativo, la francesa Saint-Gobain ha ofrecido 2.750 MnCHF para hacerse con una participación de Sika AG que le permitiría hacerse con el control. La operación consiste en la adquisición de la compañía Schenker Winkler, que a su vez posee el 16,1% del capital de Sika AG y el 52,4% de sus derechos de voto. La toma de control de Sika AG, que fabrica productos químicos para materiales de construcción, forma parte del plan estratégico de Saint-Gobain, que se centrará en el negocio de materiales e implica entre otras cosas la venta de su división de vidrios Verallia. Las acciones de ambas compañías están reaccionando con caídas en bolsa de un -3,5% en el caso de Saint-Gobain y del -9% en Sika AG.

Self Bank