Antonio Garamendi, nuevo presidente de la CEOE

El responsable de la Confederación Española de la Pequeña y la Mediana Empresa (Cepyme), Antonio Garamendi, fue elegido este miércoles por aclamación nuevo presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), en sustitución de Juan Rosell.

Así se decidió en la Asamblea Electoral que celebró la patronal española en Madrid y en la que el único candidato a presidir CEOE era Garamendi. Tras ser elegido, recibió un aplauso del auditorio y subió a la tribuna a dar las gracias.

Nacido en Getxo (Vizcaya) en 1958, Garamendi es licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto. Desde muy joven se dedicó al mundo de la empresa con negocios familiares, proyectos iniciados por él mismo y presencia en los consejos de administración y consejos asesores de grandes empresas.

También comenzó muy joven su participación en las organizaciones empresariales, lo que le llevó a ser el presidente fundador de la Asociación de Jóvenes Empresarios del País Vasco (Ajebask), de la cual pasó a convertirse en el presidente de la Confederación Española de Jóvenes Empresarios (Cejae).

En CEOE ha presidido la Comisión de Energía y la Comisión de Creación de Empresas, y hasta su elección ocupaba la Vicepresidencia de la organización patronal.

Garamendi se postuló a la Presidencia de la organización el pasado 12 de septiembre, fecha en la que la patronal convocó oficialmente las elecciones, y recibió públicamente el apoyo de, entre otras patronales, Confemetal, CEIM, Ceaje, de los concesionarios de coches (Faconauto), del transporte de autobús (Confebus) y de la patronal de la construcción (CNC).

Es presidente de Cepyme desde 2014 y su proclamación como máximo responsable de CEOE implica el cambio de Presidencia en Cepyme. Los Estatutos de la organización de pymes establecen que “en el caso de que la Presidencia de Cepyme quedara vacante por cualquier circunstancia, el nuevo presidente será propuesto por y entre los vicepresidentes, y su cargo durará por el periodo que reste hasta el fin del mandato del cesado”.

Garamendi ya fue candidato a la Presidencia de CEOE en las elecciones celebradas en diciembre de 2014, en las que resultó elegido Juan Rosell por un estrecho margen del 52,3% de los votos.

ANUNCIA MÁS MUJERES EN EL COMITÉ EJECUTIVO Y VICEPRESIDENCIAS

Antonio Garamendi, anunció este miércoles su intención de incorporar a cinco mujeres empresarias al Comité Ejecutivo que conforme y ampliar algunas de las vicepresidencias de la patronal para sumar a mujeres y lograr un “equilibrio de género”.

Así lo dijo Garamendi durante su discurso tras ser elegido nuevo dirigente de CEOE para los próximos cuatro años. En el acto estuvieron presentes, entre otros, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo; la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas; los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, y los exsecretarios generales, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez; el presidente del PP, Pablo Casado; la ex ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez; el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, y el director de la oficina en España de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Joaquín Nieto.

Garamendi se refirió a la política de género que va a impulsar durante su mandato y anunció que incorporará a cinco mujeres al Comité Ejecutivo de CEOE, así como pedirá a la Junta Directiva de la patronal que se plantee en la próxima asamblea la ampliación de algunas de las vicepresidencias que tiene la organización para incorporar a más mujeres, y con ello, lograr un “equilibrio de género”.

Destacó que para que haya igualdad, es necesaria la igualdad de oportunidades que, “en muchos casos, la va a dar la formación”. En este sentido, señaló que se va a continuar con el proyecto ‘Promociona’ para que empresarias en España puedan promocionar.

Respecto a la dirección de CEOE, trascendieron algunos nombres para ocupar las vicepresidencias como es el de Josep Sánchez Llibre, presidente de Fomento del Trabajo; Juan Pablo Lázaro, de la patronal madrileña (CEIM); el vicepresidente de Cepyme, Gerardo Cuerva; y la presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos.

DEFENSA DE ESPAÑA

En su discurso, Garamendi, tras recordar a los empresarios asesinados en el País Vasco y a los extorsionados por la banda terrorista ETA, destacó que ahora le toca a él coger el “timón del buque” de CEOE y va a defender durante su liderazgo cinco principios “que giran sobre la letra ‘e’: España, Empresa, Encuentro, Evolución y Espíritu”.

El nuevo responsable de CEOE hizo una defensa “sin complejos” de la España “moderna” y “plural” y subrayó la lealtad y el apoyo “incondicional” a la Corona, y a la ley. “Todo lo que sea dentro de la ley bien será, pero dentro de la ley”, afirmó.

Respecto a los empresarios, Garamendi destacó crean riqueza, generan puestos de trabajo y hacen “avanzar a la sociedad”, y destacó que CEOE va a potenciar a los jóvenes empresarios. “Aquí en España no sobra nadie, aquí lo que hacen falta son más empresas y más empresarios para que haya más empleo”, destacó.

En este punto, quiso dedicar unas palabras a los que han tenido que cerrar sus negocios durante la crisis y pidió para ellos una segunda oportunidad.

CRÍTICA A MEDIDAS UNILATERALES

Garamendi también habló de “encuentro” dentro de CEOE, formada por casi 3.000 organizaciones, y de que “representamos a los que pisan las alfombras rojas y a los que no, que son la mayoría”.

En clave interna, destacó que “hablamos de todo” y “tenemos conflictos a veces entre sectores, regionales, pero siempre sacamos posiciones comunes”; y en clave externa quiso poner en valor el diálogo social y agradeció a los sindicatos por ser “parte de nuestro ADN”. También se refirió al diálogo tripartito, con el Ejecutivo, para decir que “hablamos con el Gobierno, no con el partido del Gobierno, siempre estaremos con las instituciones y con lo que marque la democracia”.

En este punto, criticó las medidas que se toman “de forma unilateral” como es la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) pactado entre el Gobierno y Podemos y explicó que “no nos ha gustado por lo cualitativo, se nos ha orillado tanto a los trabajadores como a los empresarios a poder participar en este diálogo, más cuando habíamos firmado el AENC”.

Respecto al SMI, aprovechó para pedir que las instituciones públicas “se pongan al día en la contratación pública” y que la subida del salario mínimo vaya acompañada de una subida de las contrataciones públicas porque si no es así, “las empresas entrarán en quiebra”.

En cuanto a la evolución, Garamendi dijo que los empresarios “no creemos en las revoluciones, creemos en la evolución” y apeló al esfuerzo de los españoles, a la participación de las empresas en el ámbito de la formación y la educación y a la internacionalización de las empresas. En este punto, la patronal va a apostar por la marca CEOE Internacional como herramienta principal para potenciarla.

Incidió en que “vamos a estar trabajando por el trabajo digno” y reiteró que las empresas están en contra de la economía sumergida porque es “antisocial y hace dumping a los que lo hacemos bien”. También apostó por la industria, que genera puestos de trabajo “dignos” y “estables”.

Por último, reivindicó el espíritu de participación “con sentido de Estado” y a la vicepresidenta del Gobierno le dijo que “ni nos ha ido, ni nos va, ni nos van a ir los gritos ni las descalificaciones” porque “estamos para sumar”.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies