Empresas

Bankia prevé alcanzar beneficios este año y repartir dividendo en 2015

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri ha anunciado en la Junta de Accionistas celebrada en Valencia que el banco podrá pagar dividendo en 2015 con cargo a los beneficios de 2014. Aunque resaltó que es una decisión que deberá tomar la Junta del próximo año. Ha destacado que “el Consejo, y el equipo de Bankia, está trabajando con todo el esfuerzo y compromiso para que ese reparto de dividendos sea posible” porque de alguna manera esto siginifa una cosa: “Podremos devolver el dinero a los contribuyentes”.

Este pago de dividendos será posible por la consecución de los objetivos de rentabilidad recogidos en el Plan Estratégico, que tiene como reto principal alcanzar un ROE del 10% para el año 2015. “Queremos no solo que Bankia sea sólida, sino también rentable” ha apostillado el presidente, que ha sido interrumpido en varias ocasiones por los afectados por las preferentes.

“Con esta operación comenzamos el proceso de devolución de ayudas a los contribuyentes. BFA recuperó 1.304 millones de euros y lo hizo además con unas plusvalías de 301 millones. Ha afirmado que la devolución de las ayudas estatales es “un objetivo prioritario para este Consejo y para todo el equipo de Bankia” y ha mandado un aviso a la opinión pública que tiene amargor de boca por la nefasta gestión de la antigua cúpula de la entidad “conseguiremos nuestros objetivos del Plan Estratégico pero sin faltar a nuestros valores” y ha venido a decir que los fines, en este caso, no justificarán los medios.

Ha sacado pecho el presidente por los 608 millones de euros de beneficios conseguidos en 2013 y que ha contribuido a la evolución positiva del banco nacionalizado. Sobre el balance, ha resaltado que Bankia es “muy sólida tanto desde el punto de vista de nuestras carteras como por su liquidez y solvencia”. En ese sentido, las carteras de crédito tienen una elevada cobertura del 8,2% y los dudosos, del 56,6%. También ha añadido que “a pesar de las dificultades del entorno económico hemos reducido el saldo de morosos en 1.200 millones si excluimos el efecto de la nueva normativa del Banco de España sobre refinanciaciones”.

Otro de los objetivos: Dar 15.000 millones de euros a pymes y empresarios

El objetivo de la entidad ha dicho Goirigolzarri es conceder “15.000 millones de euros en créditos durante 2014 para empresas, pymes y autónomos. Algo que va a tener impacto positivo en la economía española. “En los dos primeros meses este ejercicio, hemos dado 2.000 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 26% respecto al mismo periodo del año anterior” ha apostillado el presidente.

“Todas estas acciones y estos datos muestran la profunda transformación que se ha producido y se está produciendo en Bankia, una transformación que ha sido reconocida por los mercados” ha dicho Goirigolzarri.

Afectados por las preferentes

El ambiente ha sido algo más calmado que el año pasado, pero aun así, los afectados por las preferentes han protagonizado momentos de tensión cuando preguntaban dónde está su dinero. Los ahorradores que compraron acciones de la entidad han tomado la palabra tras el discurso del presidente, que ha tenido que tragar saliva en varias ocasiones con las descalificaciones que le envían.

El presidente ha dedica varios minutos de su discurso a explicar la situación actual del arbitraje de las preferentes. Insistió en que “la solución final que se adoptó no fue la que a nosotros nos hubiera gustado, sino que vino impuesta por las regulaciones sobre el reparto de cargas por parte de la Comisión Europea” ha argumentado.

Por el proceso de arbitraje, “107.215 solicitudes han recuperado ya toda su inversión y, el resto, hasta las 137.476 que han recibido laudo positivo, cobrarán antes de mayo” según ha indicado Goirigolzarri.

Ha añadido que la positiva evolución de la acción “permite recuperar la inversión o la mayor parte de ella a los que no tuvieron resultado positivo en el arbitraje”. Goirigolzarri ha dado detalles: “el 42% de las emisiones de híbridos que se canjearon en 2013 tienen ya una rentabilidad positiva, es decir, podrían recuperar hoy todo su dinero, incluso con plusvalías, sin más trámite que vender las acciones, en tanto que el 58% restante podrían recibir ya más del 80%”.