Empresas

CCOO acusa a Coca-Cola de “reírse” de la Audiencia Nacional

El secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, acusó este martes a Coca-Cola de “reírse” del auto de la Audiencia Nacional que obliga a la readmisión de los trabajadores afectados por el ERE en la embotelladora en España, e instó al Gobierno a intervenir para que la compañía cumpla con la sentencia.

En rueda de prensa, Górriz denunció que la empresa Coca-Cola Iberian Partners está actuando de forma “ilegal e inconstitucional” ya que “no está aceptando los objetivos de la sentencia, que es la readmisión de todos los trabajadores y el mantenimiento de los puestos de trabajo en todos los centros“.

Por esta razón, el sindicato ha convocado una manifestación para el próximo 8 de enero para exigir, según los lemas que centrarán esta movilización, la ‘¡Ejecución de la sentencia ya!’ y denunciar que ‘la chispa de la vida explota en Coca-Cola’. En este sentido, Górriz aseveró que la empresa está llevando a cabo una “actitud dilatoria” para no dar cumplimiento a la sentencia y denunció que lo que Coca-Cola “aporta” a la sociedad española es “más desempleo y reírse de las sentencias de la Audiencia Nacional”.

El dirigente sindical criticó también que la compañía ha actuado “de mala fe” en la negociación e insistió en que el Gobierno “debería ponerse manos a la obra porque se está incumpliendo lo que dice la Audiencia Nacional”. “Ante este intento de burlar la sentencia y el auto, no queremos limosnas ni caridad, sino que se respeten los derechos de los trabajadores”, subrayó Górriz.

Para el dirigente de CCOO, el Gobierno “tiene todos los resortes” para instar al cumplimiento de la sentencia, desde sentarse con la dirección de la compañía como a replantear los beneficios fiscales. “Yo creo que todavía la política manda, por lo que el Gobierno tendría que incidir sobre Coca-Cola para que rápidamente cumpla con esta sentencia y no debería permitir que a los trabajadores no se les pague ni las prestaciones por desempleo ni los salarios de tramitación”, sostuvo.

Por su parte, el secretario general de CCOO-Madrid, Jaime Cedrún, afirmó que 2014 ha sido “el año de la gran mentira de Coca-Cola”, que “no hace feliz a nadie sino que está llevando la desgracia a los trabajadores”. Por último, el representante de CCOO en Coca-Cola Juan Carlos Asenjo advirtió de que si continúa “este desacato”, se debería llevar a cabo el embargo de los salarios que la compañía adeuda a los trabajadores.

SERVIMEDIA