Política Sectores

De Guindos: “no hay que diseñar nuevos recortes”

Destaca que durante la legislatura se ha reducido el déficit público a más de la mitad

Así de contundente se ha mostrado el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en una entrevista concedida a Radio Nacional de España. “No hay que diseñar nuevos recortes”. La situación económica ha mejorado durante estos cuatro años de legislatura y “no tiene nada que ver con la de 2012”, un año en el que “tuvimos que hacer medidas extraordinarias”.

“Nosotros hemos reducido nuestro déficit público a la mitad. Hemos pasado de una recesión en la que la economía española caía a más del dos por ciento y se destruían más de 600.000 puestos de trabajo a una economía que claramente va a crecer por encima del tres y que va a crear 600.000 puestos de trabajo. Es una situación estrictamente la inversa”, ha reiterado.

De Guindos se siente satisfecho con el giro que ha dado la economía española y no ha dudado en compararla con la situación que dejó el anterior Gobierno de Zapatero. “Nosotros estábamos en una situación desesperada en el año 2012. Estábamos al borde de la intervención. Estábamos al borde de la recesión, con un sistema bancario que generaba muchas dudas”, a lo que ha añadido que “hoy la economía española es de las grandes economías de la unión europea y la zona euro la que más crece”.

Junto con Alemania, “somos los que más contribuimos al crecimiento de la zona euro”, insiste. Para él, lo fundamental es “implementar el presupuesto que se ha aprobado, que es un presupuesto realista, un presupuesto en el que no hay ningún componente electoral y lo que hay, fundamentalmente, son medidas de apoyo al crecimiento económico”. “Esto no es un tema de ganar elecciones. Desde el punto de vista de la labor del gobierno lo fundamental y lo que los españoles van a valorar es el giro que se ha producido”, un giro que, como afirma el ministro de Economía, “no tiene precedentes en la historia de España”.

Respecto a falta de acuerdo con Moscovici de Guindos manifiesta que “esto ya ha ocurrido en el pasado. Lo que pasa ahora es que estamos en una época más sensible”. La diferencia entre las predicciones de España y la Unión Europea alcanza el punto, una cifra que según el ministro es elevada, “pero desde el punto de vista de las predicciones tampoco es mucha diferencia. El origen de la divergencia es que fundamentalmente nosotros estamos experimentando este año un crecimiento al tres por ciento y la comisión europea al 3,1 por ciento. Hace seis meses la previsión era del 2,8 por ciento. La comisión se ha ido acercando al gobierno español”.

Situarse por encima de lo esperado son datos sumamente positivos, y “el gobierno español ha sido muy prudente en sus predicciones. Preferimos incluso quedarnos cortos y que la realidad nos pasara”.  Sobre el déficit público, se va a situar en el 4,2 por ciento este año y el que viene “vamos a ir por debajo del tres”, ha asegurado.

Sin duda, de Guindos deja el Gobierno con un buen sabor de boca y agradecido y a mes y medio de las elecciones manifiesta que no se va a ir a ninguna entidad financiera ni consejo de administración. Se siente agradecido de haber trabajado estos cuatros años con el presidente Mariano Rajoy, quien cataloga como “el mejor presidente del Gobierno” y que ha tenido que tomar los mandos en la peor crisis económica de la transición.

Su retirada de la política ha sorprendido a muchos, a lo que se escusa diciendo que, en su opinión, “un político no tiene que ser político desde la cuna hasta la jubilación”.

En la oposición se puede prometer una cosa y la contraria

A la pregunta sobre lo que opina de la política de Pedro Sánchez y su compromiso de reducir el déficit al uno por ciento, de Guindos no duda en afirmar que “en la oposición se puede prometer una cosa y la contraria”.

En su opinión no sabe cómo la oposición podría alcanzar ese objetivo con todas las propuestas de gasto que pretenden llevar a cabo y manifiesta que hay que pensar cómo es compatible con la reducción del déficit.

No duda en barrer para casa, presumir de los logros del actual gobierno ya que en los cuatro años de legislatura han conseguido “reducir el déficit público a más de la mitad, una realidad que de Guindos considera “innegable por todo el mundo”.

El paro bajará del 20 por ciento

La economía mejora, pero siguen alarmando las elevadas cifras de paro. Una cifra que se reduce progresivamente y que, como señala la Encuesta de Población Activa (EPA), ya se sitúa en el 21,12 por ciento. A ello señala que “en los próximos trimestres España estará por debajo del 20 por ciento”.

Los datos relativos al cuarto trimestre del año no verán la luz antes de las elecciones, pero de Guindos insiste en que la cifra “será buena”. Como 2014 ha ido bien, “la economía española el año que viene puede dar una sorpresa muy positiva”, reduciendo significativamente la prima de riesgo siempre y cuando los inversores miren que existe estabilidad económica.

No contempla ‘cerrar el grifo’ a Cataluña

A la pregunta de si contempla ‘cerrar el grifo’ a Cataluña debido a sus planes independentistas, de Guindos responde que “no se trata de eso”. “El Gobierno y el tesoro español han proporcionado más de 40.000 millones de euros a Cataluña y le va a seguir proporcionando esa liquidez porque es imprescindible para que los servicios públicos de Cataluña funcionen. Además lo estamos haciendo a un tipo de interés cero”.

La hoja de ruta del Gobierno es clara y “ningún inversor considera que la independencia sea la alternativa racional, es absolutamente indeseable”, en primer lugar porque “es ilegal” y en segundo porque “sería muy negativo desde el punto de vista económico”.

Privatización de Bankia

Para el ministro de Economía, lo importante “no es tanto la venta o no venta” de Bankia. Opina que la entidad tiene que ser “independiente” porque representa “aproximadamente el 10 por ciento del sistema español y tiene que competir con otros grandes bancos como el Santander, BBVA”.

Continuando por el camino del sistema de los grandes bancos, y en concreto sobre los dos euros de comisión de bancos como Santander, afirma que lo que se hizo desde el Gobierno ha sido “modificar la situación en el sentido de que prohibimos que hubiese dos comisiones”. Espera que dicha modificación tenga sus frutos, alegando que “a partir de ahí yo creo que los españoles van a pagar menos comisiones”.

Yasmina Pena