Política

El 12% de las familias en España tiene un seguro de responsabilidad civil

El 12% de las familias españolas tiene contratada una póliza de seguro de Responsabilidad Civil General (RC). Esta es una de las conclusiones que arroja la última edición de Memoria Social del Seguro elaborada por UNESPA.

Existe una amplia variedad de pólizas de responsabilidad civil. La práctica de algunas actividades profesionales y deportivas exige, de hecho, contar con un seguro. La póliza de responsabilidad civil más extendida en España es el seguro de caza. Esta modalidad abarca al 40% de los contratos de este tipo, según Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones (ICEA). A pesar de que la cobertura de actividades cinegéticas tiene una clara preeminencia en número de pólizas, su peso en relación a la siniestralidad es mínimo. La caza apenas genera el 1% de las indemnizaciones.

Las pólizas de daños y perjuicios a terceros pueden cubrir tanto a personas físicas, como a instituciones. El 11% de las pólizas atiende las necesidades de comercios y empresas. Pero aunque suponen una cantidad mucho menor que los seguros de caza, las pólizas de responsabilidad civil empresarial están detrás del 26% de las indemnizaciones que desembolsan las compañías.

Otra modalidad bastante extendida en esta gama de seguros es la responsabilidad civil profesional. Médicos, arquitectos e ingenieros, entre otras profesiones, suelen suscribir este tipo de pólizas para cubrirse frente a posibles incidentes en el ejercicio de su profesión. Según los datos de ICEA, los contratos de responsabilidad civil profesional representan el 7% del total de las pólizas emitidas y el 19% de los importes desembolsados en concepto de indemnización.

La aceptación de los seguros de responsabilidad civil varía de una comunidad autónoma a otra. En Extremadura, por ejemplo, una de cada cinco familias cuenta con una póliza de este tipo. Esto se debe, en buena medida, a la tradición e importancia de las actividades cinegéticas en dicha región.

No obstante, la tasa de contratación de seguros de daños y perjuicios a terceros más elevada de todo el país se encuentra en Murcia, donde el 24% de las familias tiene una póliza de este tipo. Le sigue Canarias, donde el 23% de los hogares dispone de una de estas pólizas, según los datos de la última Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En el lado opuesto, las comunidades autónomas donde esta modalidad de seguro tiene una presencia más baja son la Comunidad Valenciana (1% de las familias), Galicia (5%) y Baleares (6%).

La penetración del seguro de responsabilidad civil es más elevada entre las familias numerosas. Casi el 20% de las parejas con tres o más hijos tiene una póliza de daños y perjuicios a terceros, por ejemplo. Sobre este hecho influye el que haya más miembros en activo en el hogar, su ocupación, la práctica de algún deporte o afición que exija federación, o la mera presencia de una mascota. En marcado contraste, apenas el 3,5% de los hogares formados por mujeres de 65 o más años que viven solas contrata un seguro de responsabilidad civil.

La ocupación de los miembros del hogar también predispone a la contratación de estas pólizas. Las tasas de penetración de los seguros de responsabilidad civil son algo superiores en aquellos hogares donde el cabeza de familia ocupa un puesto directivo (15%), es un profesional liberal (13%) o un trabajador no cualificado (13%).