Sectores

El contrabando de tabaco provoca pérdidas de 1.000 millones de euros a los países

El consumo de tabaco ilegal se triplicó en España entre 2010 y 2014, pasando del 3,9 al 12,5 por ciento

El contrabando de tabaco ha crecido en los últimos años, triplicándose en el caso de España. Pero ese no es el mayor problema, sino que lo es las pérdidas que provoca en las arcas de los Estados, alcanzando los 1.000 millones de euros y los 10.000 millones de euros en el conjunto de la Unión Europea.

“El contrabando de tabaco es una actividad ilegal, que tiene efectos inmediatos, además es difícil medirlo y supone un freno para el desarrollo. En concreto, se cifra en la pérdida de 10.000 millones de euros en la Unión Europea, según datos OLAF, y de 1.000 millones de euros anuales en España. Es una lacra social que no sólo afecta a España sino a muchos países”, ha indicado la directora de asuntos corporativos y legales de Altadis, Rocío Ingelmo, en las jornadas ‘El comercio ilícito del tabaco frena el desarrollo’.

En nuestro país, el contrabando de cigarrillos pasó del 3,9 por ciento en 2010 al 12,5 por ciento en 2014. La principal causa de esta subida se debe a la mala situación económica de las familias, que recurrieron a un producto tan barato al igual de ilegal. Sin embargo, no todas las noticias son malas porque se redujo un 1,9 por ciento en 2015.

El principal problema, según Ingelmo, reside en que “la gente no percibe que el contrabando de tabaco sea tan delictivo como el contrabando de drogas”, de forma que habría que comenzar por concienciar a la población sobre las problemas que provoca esta práctica, tanto para las cuentas del estado como para la salud de los consumidores.

Yasmina Pena