Economía

El coste de financiación del Tesoro cayó hasta el 1,46% en 2014

La negociación en el mercado secundario crece un 14,3% en relación al año anterior

El coste medio de los fondos tomados durante 2014 se redujo en aproximadamente 100 puntos básicos (pb), hasta el 1,46 por ciento, según ha informado este lunes el Banco de España, quien considera que la ejecución del programa de financiación del Estado del año pasado se desarrolló “de forma satisfactoria, alcanzándose una sustancial mejora en las condiciones de financiación”.

A cierre de 2014, el coste medio de la cartera de deuda del Estado en circulación descendió casi 25 pb, hasta el 3,29 por ciento. Igualmente, el diferencial a diez años respecto a Alemania disminuyó en 114 pb, situándose en diciembre en un valor promedio de 120 pb.

Los valores de la emisión bruta de deuda fueron similares a los registrados en 2013, con 239,5 millones de euros, mientras que la neta fue de 57,5 millones, reduciéndose en un 18,1 por ciento respecto a 2013.

Además, cabe señalar que las principales agencias de calificación crediticia subieron ligeramente el valor de la deuda soberana española. De este modo, Moody’s pasó de Baa3 a Baa2; Fitch Ratings, de BBB a BBB+, y Standars & Poors, de BBB- a BBB.

Aumentan la negociación en el mercado secundario y los inversores no residentes

La negociación en el mercado secundario de deuda del Estado creció en 2014 un 14,3 por ciento, hasta alcanzar los 17,2 billones de euros. Este incremento fue debido fundamentalmente al aumento del 27,8 por ciento en la contratación en el tramo de terceros, ya que la realizada entre titulares solo se elevó un 2,3 por ciento.

En relación con las carteras registradas de bonos y obligaciones, la variación más cuantiosa se registró en las tenencias de los inversores no residentes, que alcanzaron el 47,1 por ciento del saldo vivo, aumentando en 64.300 millones de euros. El Banco de España también destaca el incremento de 8.300 millones en las carteras de otras instituciones financieras y los descensos de 6.100 millones en las tenencias de Administraciones Públicas y de 4.000 millones en las empresas no financieras.

Asun Infante