Nacional Política

El gasto social de España está más de 4 puntos por debajo de la media europea

España destina a gasto social el 24,7% de su Producto Interior Bruto (PIB), una cifra que le coloca 4,3 puntos por debajo de la media de la Unión Europea y al nivel de países como Eslovenia o Portugal y por detrás de Grecia, con unos datos en política de vivienda o salud notablemente inferiores a los países de su entorno.

Ocupa así el puesto 15 en el ‘ranking’ del gasto social de países comunitarios y sólo supera la media europea en lo que se refiere a pensiones y a políticas para luchar contra el desempleo, según se desprende de los datos publicados este viernes por la Oficina Estadística Europea (Eurostat) referentes a 2015.

En ellos se evidencia cómo España redujo siete décimas su inversión social respecto a su PIB entre 2014 y 2015, volviendo a valores muy similares a los de 2010. Y es que los países europeos destinan una media del 29% a estas políticas, mientras que en España asciende a un 24,7%.

Prácticamente la mitad de este gasto social lo destina a pensiones y tercera edad (49,8%), seguido de políticas de sanidad y discapacidad (34,5%). Es precisamente en pensiones donde España destaca por encima de la media europea, que se sitúa en el 45,2%. En cuanto a desempleo, casi duplica el gasto medio de los países de la Unión Europea con un 9% del gasto social, un porcentaje que ocupa el 4,8% en la media comunitaria.

SUSPENDE EN VIVIENDA

El gasto social en vivienda en España está casi cuatro veces por debajo de la media europea, asunto al que dedica el 1,4% en contraste con el 4,1% del resto de países. Suben esta media países como Chipre, con un 7,7%, o Dinamarca, con un 7%.

Los países mejor posicionados en el total de gasto social son Francia, con un 34% del PIB; Dinamarca y Finlandia, con el 32%; y Bélgica, Países Bajos, Austria e Italia, que también superan la franja de los 30 puntos porcentuales.

En la línea roja se encontrarían Rumanía, Letonia, Lituania, Estonia, Irlanda, Malta, Bulgaria, Eslovaquia y República Checa, ya que se sitúan todos ellos por debajo del 20% en gasto social. Para la oficina europea, estos datos “dispares” son indicativos de la “diversidad de protección social” que hay en los diferentes sistemas dependiendo de cada país.

También resalta en su informe el gran gasto de Grecia en políticas para la tercera edad y pensiones, dedicando el 65% de su gasto social, una cifra que supera a Italia y Portugal, con un 58%, o a Rumanía y Chipre (55%). En la cola de gasto en pensiones estarían Irlanda (33%), Luxemburgo y Alemania (39%), Reino Unido (41%) o Bélgica (42%).