Economía

El Ibex 35, nadando a contracorriente

Las bolsas en Europa cierran en rojo, con caídas del -0,34% para el Eurostoxx 50, -0,60% para el DAX alemán, -0,29% para el CAC francés y -1,11% para la bolsa londinense.

Ha sido protagonista en Europa el sector del automóvil. El beneficio operativo de Daimler cae un 8,5% debido al desembolso que su división Mercedes-Benz llevó a cabo para introducir la última versión del modelo Clase-E Sedan, su modelo más importante.

Por su parte, Volkswagen registra pérdidas de 1.582 Mn€ en 2015, tras tener que hacer frente a desorbitadas provisiones que han superado los 16.200 Mn€ por el escándalo de manipulación de emisiones de gases contaminantes.

El Ibex cierra en 9.232,80 puntos (+0,39%), a contracorriente de otras bolsas, y superando  la resistencia clave que había en los 9.216 puntos, que fue el nivel donde se frenó el rebote vivido entre mediados de febrero y medidos de marzo. No solo la sesión ha finalizado en verde, también el saldo semanal es positivo (4,31%).

Han tirado especialmente del selectivo  Gamesa (+2,90%), Técnicas Reunidas (+2,65%), Banco Sabadell (+2,54%) y Merlin (+2,17%), mientras que los valores más bajistas han sido TeléfoniCA (-1,35%), Indra (-0,98%), Aena (-0,95%) y Abertis (-0,94%).

Al igual que hicieran ayer las cuentas trimestrales de Bankinter, las del Sabadell  también han superado estimaciones. Sin contar la integración de TSB (el banco británico que integró en 2015), el beneficio neto creció un 9% y el margen de intereses un 8,2% a pesar del contexto de caída del euribor.

También han gustado las de Cellnex (+1,87%), que en el 1T ha ganado un 37% más (hasta 11 Mn€) al elevar un 41% en nivel de ingresos, que alcanza los 165 Mn€. La deuda del grupo se ha reducido ligeramente hasta los 901 Mn€, lo que supone un 3% menos, situando el ratio deuda Ebitda en el 3,6x. La compañía afirma estar analizando inversiones en países europeos, que se sumarían la oferta que ha realizado por la italiana Inwit.

La prima de riesgo no experimenta grandes variaciones, situándose en 136 puntos, con el bono español a 10 años en 1,59%.

Se han publicado varias referencias macroeconómicas en la sesión: los PMI de la Eurozona quedan en abril por debajo de las previsiones, especialmente en manufacturero, con una lectura de 51,5 vs 51,9 est y 51,6 anterior.  Lo mismo ha ocurrido en EEUU, donde el indicador cae hasta 50,8 vs 51,5 anterior y 52 estimado.

En el mercado de materias primas, el barril Brent cotiza por encima de los 45 $, por encima incluso de los niveles a los que cerrara la semana pasada. Este comportamiento sorprende, ya que durante la reunión del pasado fin de semana los países productores no llegaron a ningún acuerdo; sin embargo, el crudo ha subido debido a dos factores principalmente. Por un lado, una huelga que de trabajadores en Kuwait que ya se ha zanjado pero que impidió al país producir a su ritmo habitual. Y por otro, las cifras de producción de EE.UU. que conocimos el miércoles, que mostraron la sexta caída semanal de producción.

El oro cae hasta 1.242,96$/onza.

La semana que viene será muy intensa en cuanto a presentaciones de resultados e indicadores macroeconómicos, en la que además contaremos con reunión de tipos en la Reserva Federal.

En España se publicarán las cuentas de grandes del Ibex como Santander, Telefónica e Iberdrola. En la agenda macro destacan las cifras de PIB del primer trimestre y la estimación del IPC de la zona euro, que podría volver a terreno negativo. Sin embrago, Draghi dijo ayer en rueda de prensa que su política monetaria surtirá efecto a medio/largo plazo, por lo que de confirmarse, un IPC negativo no debería significar que el BCE vaya a bajar aún más los tipos.

Victoria Torre, Selfbank