Economía

El Ibex pierde los 10.400 puntos tras dejarse un -0,24%

La jornada bursátil de hoy comenzaba con optimismo tras la fuertes subidas que se produjeron ayer en Wall Street, pero los ánimos se han enfriado al poco de comenzar la sesión. El Ibex ha llegado a perder los 10.300 puntos en algunos momentos, pero un arreón de última hora ha limitado las pérdidas al -0,24%, por lo que ha cerrado en los 10.397 puntos.

En Europa, han podido más los malos resultados corporativos de algunas empresas que los indicadores macroeconómicos que se han publicado, que en términos generales han dejado buen sabor de boca. Sin ir más lejos en España, donde las ventas minoristas crecieron un 4,1% en septiembre y acumulan 14 meses consecutivos subiendo. También han sorprendido positivamente los datos de algunas encuestas en la eurozona: la confianza económica creció por cuarto mes consecutivo al situarse en los 105,9 puntos.

En el lado empresarial, se ha producido una verdadera avalancha de resultados corporativos, con hasta siete compañías del Eurostoxx-50 presentando cuentas. Han defraudado las de bancos como Barclays, Santander y Deutsche Bank. Las acciones del banco alemán han caído un -6,88% tras conocerse su nuevo plan estratégico, que contempla la cancelación del dividendo durante dos años y un ambicioso plan de recorte de gastos , que incluye reducciones de plantilla y salida de determinados  países (muchos de ellos latinoamericanos).

Pero no todo ha sido negro, ya que sí han gustado las cuentas de compañías europeas como Nokia (+10,45%), Bayer (+2,07%) o Fresenius (+0,95%).

En España, los inversores han castigado los resultados trimestrales del Banco Santander con caídas del -2,29% parar sus acciones. Ha ocurrido todo lo contrario con las de Mediaset, que se ha disparado un +9,64% tras presentar un beneficio neto de 113,8 Mn€ en los nueve primeros meses del año, es decir, cuatro veces más que en el mismo periodo del año anterior.

En el mercado de divisas, el eurodólar ha mantenido el nivel del 1,09 al que llegó ayer tras el comunicado de la Reserva Federal, en el que abrió las puertas a una subida de tipos en la reunión de diciembre.

La decisión del gobierno chino de elevar de uno a dos la cantidad de hijos que puede tener cada pareja se ha dejado notar en compañías relacionadas con la nutrición infantil, entre las que destacan las europeas Nestlé y Danone, y las americanas Procter&Gamble y Mead Johnson.

En EE.UU. hemos visto cómo el PIB creció un 1,5% interanual durante el tercer trimestre, por debajo del dato esperado de 1,6% y del crecimiento del anterior trimestre, que mostró un fuerte avance de 3,9%. El consumo personal del mismo trimestre crece un 3,2% (vs 3,3% estimado y 3,6% anterior). Ante una caída generalizada de la demanda externa, que enfrío la producción industrial en el segundo trimestre, ha sido ahora el consumo privado el que ha empujado de la economía norteamericana y reducido el stock de productos, señal de la buena salud de su economía y de la posible recuperación de la producción industrial en el corto plazo.

Tanto el dato deflactor del PIB (1,2%) como el PCE subyacente (1,3%) se sitúan por debajo de sus estimaciones, de 1,4% en ambos casos. La venta de viviendas pendientes sorprende negativamente con una caída de -2,3% (vs 1,0% estimado y -1,4% anterior). Una oferta limitada de inmuebles y unas estrictas condiciones de acceso al préstamo pueden haber enfriado al mercado inmobiliario, aunque, por otro lado, se espera que los bajos costes del crédito y la buena salud de la que goza el mercado laboral acaben por apuntalar la demanda residencial.

Felipe López-Gálvez, Selfbank