Economía

El Ibex respira tras el desplome de ayer

El Ibex ha llegado a cotizar en rojo en varias ocasiones durante el día pero finalmente ha logrado remontar un 0,13%, lo que no le ha servido para recuperar los 8.400 puntos. Ha sido el más rezagado de los principales índices europeos, ya que DAX (+0,64%), FTSE (+1,16%) o Eurostoxx (+0,66%) han logrado ganancias superiores.

El petróleo sigue siendo el factor más influyente sobre las bolsas. Hoy subía un 5% (hasta casi 40 dólares/barril en el caso del Brent) al prolongar el efecto que tuvieron ayer unas declaraciones de la representante de Kuwait en la OPEP, que dijo que sí se puede llegar a un acuerdo de congelación de producción incluso si Irán no se compromete a seguir los pasos del resto. Por otro lado está Arabia Saudí, que se encuentra en una crisis diplomática con Irán y dijo la semana pasada que solo contempla debatir sobre niveles de producción si Irán se une al pacto.

Sin embargo, la posición de Irán es entendible. Todavía no está dispuesta a congelar producción porque la comunidad internacional le acaba de levantar las sanciones y ahora está en una etapa de fuerte crecimiento de la producción. Estamos hablando de un país que en su momento fue el 2º exportador de la OPEP y que ahora trata de recuperar los niveles de producción previos al bloqueo.

En el mercado secundario de deuda pública, la rentabilidad del bono a diez años otorga una rentabilidad del 1,51% y la prima de riesgo se mantiene cerca de los 140 puntos básicos. El Tesoro tratará de colocar mañana jueves entre 3.000 y 4.000 Mn€ en bonos a 5 años y en obligaciones a 10 y 20 años. Será la primera subasta de deuda a largo plazo tras conocer el desajuste en el déficit correspondiente a 2015.

Mientras tanto, el eurodólar permanece sin cambios a la espera de que se publiquen las actas de la reunión que celebró la Reserva Federal el pasado 16 de marzo. Más allá de la decisión de aplazar la subida de tipos, será interesante ver el grado de unanimidad dentro del seno de la organización.

Dentro de la agenda macroeconómica no hemos contado con grandes referencias. Quizá la más importante ha sido la producción industrial alemana de febrero, que ha descendido menos de lo que se pensaba. Esta cayó un -0,5% respecto a  enero, es decir, 13 décimas menos de lo previsto. Mañana se publicará la de España, que se espera que creciese en febrero un 0,4% respecto a enero y un 3% respecto a febrero del año pasado.

Ante la ausencia de datos económicos significativos, la atención se ha centrado en las noticias corporativas. En España, la socimi Merlin Properties(+0,20%) ha aprobado en Junta de Accionistas el reparto de un dividendo de 10,2 céntimos por acción, un 39% más que en el año anterior. Por otro lado,Ferrovial ha reaccionado con ganancias (+1,04%) tras comunicar que eleva de nuevo su oferta de compra por el 100% de la australiana Broadspectrum, lo que supondría un desembolso de e 769 Mn $ AUS (aproximadamente 515 Mn€).

IAG ha sido el farolillo rojo de la sesión debido al repunte de los precios del petróleo y en el día en que ha comunicado un aumento del 13,9% (6,7% comparable) en sus cifras de pasajeros-kilómetro transportados del mes de marzo. Al lado contrario se ha situado AENA, que ha liderado al selectivo (+2,14%) y se sitúa en máximos históricos en los 116,85 euros.

En Wall Street, el protagonista de los últimos días sigue siendo Pfizer, que hoy seguía subiendo en bolsa ante la posibilidad de que se suspenda su fusión con Allergan. Este movimiento se produce después de que la administración Obama, harta de ver cómo muchas compañías americanas esquivaban al fisco comprando otras empresas europeas de menor tamaño, propusiese este lunes una normativa para dificultar este tipo de operaciones. Aun así, hoy se han disparado en bolsa otras farmacéuticas europeas que suenan como posibles novias de Pfizer si desea continuar con sus planes de traspasar su domicilio fiscal al extranjero: Shire, AstraZeneca y GSK han subido más de un 3% en bolsa.

Felipe López-Gálvez, Selfbank