Sectores

El Ibex se sitúa al frente de las bolsas europeas en el segundo día de rebotes

Tras el pánico que ha suscitado el Brexit, los mercados vuelven poco a poco a la normalidad. Las bolsas europeas han registrado su segundo día de fuertes subidas: Ibex +3,45%, CAC +2,60% o DAX +1,75%.

Resulta curioso el comportamiento del índice londinense FTSE-100, que tras subir hoy un +3,58% ya se encuentra por encima de los niveles a los que cotizaba antes de conocer el resultado del referéndum. La libra recupera posiciones frente al dólar fruto de la mayor calma y de las apuestas de parte del mercado, ya que algunos dudan de que finalmente Reino Unido acabe abandonando la U.E.

En España, el resultado de las elecciones sigue sentando bien a la Deuda Pública. Después de que la rentabilidad del bono a diez años español cerrase el viernes al 1,63%, la menor percepción de riesgo de nuestro país ha hecho que ahora cotice en sólo el 1,25%. Al estar cotizando el bono alemán (considerado activo libre riesgo) en el -0,13%, la prima de riesgo española se sitúa ahora en los 138 puntos básicos.

Esta mañana se ha publicado el dato de IPC de junio, que mejora en una décima pero sigue en terreno negativo. En un año la cesta de la compra ha caído un -0,8%. En Alemania, el IPC ha pasado del 0,1% hasta el 0,3%.

El petróleo subía hoy un 3% y recuperaba la cota de los 50$ por barril Brent, lo que ha catapultado Repsol (7,38%) y a una compañía como Técnicas Reunidas (+4,92%) cuyos principales clientes son precisamente las petroleras.

Le ha seguido al frente del Ibex Telefónica (+6,26%), que ha comunicado que volverá a consolidar en sus cuentas el negocio de su filial británica O2. En relación a ésta, tras la negativa de Bruselas a su venta, la operadora ha dicho que sigue barajando opciones para desprenderse de ella y reducir deuda con el dinero recaudado.

Las peores del Ibex en el día de hoy han sido los bancos medianos Popular (-1,40%) y Bankia (-2,28%), contagiados por los problemas que está sufriendo la banca de otro país periférico: Italia. El gobierno de Renzi sigue estudiando la manera de capitalizar los bancos menos solventes. Merkel le ha recordado que la inyección de capital público debería ser la última opción y que antes deberían pagar los platos rotos los accionistas y los bonistas de las entidades.

En el mercado continuo cabe destacar la caída del -8,75% para OHL después de vender un 7% de Abertis por 815 Mn€. Los fondos serán utilizados para reducir deuda y financiar el plan de crecimiento de la compañía. Lo más sorprendente de la operación es el bajo precio al que ha colocado esta participación: 11,75 euros por cada acción de Abertis, que ayer cerró en los 12,89 euros y hoy en los 12,85 euros.

 Felipe López-Gálvez

Analista SelfBank