Economía Internacional Política

El Mediterráneo es el mar con más sobrepesca del mundo, según la ONU

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) publicó hoy su inforrme SOFIA 2018 sobre el estado mundial de la pesca y la acuicultura. En él se afirma que un tercio de las poblaciones de peces del mundo se capturan de forma insostenible y se hallan en estado de sobrepesca, y que el mar Mediterráneo y el Mar Negro alcanzan los mayores niveles de sobrepesca del mundo.

El documento confirma que la presión pesquera es cada vez más insostenible en el mundo y ya hay un 33,1% de stocks en estado de sobrepesca, una cantidad que aumenta cada año y plantea graves problemas al ecosistema marino y la seguridad alimentaria de millones de personas.

Oceana, una organización internacional sin ánimo de lucro destinada a la conservación de los mares, llama la atención sobre la preocupante situación del Mediterráneo y el Mar Negro.

Andrew Sharpless, consejero delegado de Oceana, afirmó que “el nuevo informe de la FAO es desalentador: demuestra que el mundo tiene mucho camino por recorrer hacia la gestión sostenible de los océanos. El número de pesquerías con sobrepesca ha aumentado en los últimos años. Y las capturas globales continúan descendiendo pese a que las técnicas extractivas son cada vez más sofisticadas y agresivas”.

“Este nuevo informe solo es un punto más en una línea de tendencia inquietFAante. La sobrepesca y el uso de artes destructivas, la degradación de los hábitats, la contaminación y la visión a corto plazo han reducido la cantidad de pescado salvaje. Y estos mismos problemas siguen amenazando la salud del océano y de las especies que viven en él”, añadió.

Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana, señaló que “se confirma lo que sospechábamos: el mar Mediterráneo es el que sufre más sobrepesca en el mundo. El 62,2% de sus stocks se halla en una situación insostenible y corren un severo riesgo de agotamiento. Nadie desea que un mar tan cercano a muchos de nosotros deje de proporcionar alimento y empleo a quienes dependen de él. Es un escándalo que debería desencadenar acciones políticas inmediatas. El Mediterráneo necesita acciones urgentes y decididas, como restringir el arrastre de fondo, preservar zonas de cría y hábitats sensibles, y establecer límites de capturas anuales según las recomendaciones científicas”.