Destacado Economía Nacional Noticias Política

El Pacto de Toledo acuerda atar todas las pensiones al IPC en tiempos de bonanza

Los grupos parlamentarios que participan en la comisión del Pacto de Toledo se mostraron este martes de acuerdo en que las pensiones se revaloricen conforme al Índice de Precios de Consumo (IPC) cuando la economía registre una evolución positiva pero manifestaron diferencias en cuanto a que este indicador se aplique a todas y en tiempos de crisis.

En declaraciones a los periodistas tras mantener una reunión, algunos portavoces de la comisión del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados se mostraron optimistas respecto a que haya acuerdo en torno a la recomendación relativa a la revalorización de las pensiones.

Los portavoces apuntaron que hay consenso en que el IPC sea el indicador por el que se revaloricen todas las pensiones en época de bonanza y así se garantice el poder adquisitivo, que es el objetivo en el que confluyen todos. Sin embargo, discrepan en si aplicarlo a todas las pensiones en tiempos de crisis.

PSOE, Unidos Podemos y ERC señalaron que su postura es que el IPC se aplique siempre, en cualquier momento del ciclo económico, y para todas las pensiones. Desde Unidos Podemos, Aína Vidal señaló que cuando haya un periodo de crisis económica se debería “blindar” la revalorización de todas las pensiones, mientras que en épocas de bonanza se podrían introducir mecanismos como los salarios o la productividad para elevar por encima del IPC las pensiones. En este caso, los criterios se definirían en el marco del diálogo social.

Desde ERC, Jordi Salvador se manifestó en los mismos términos y criticó que lo contrario sería mantener la fórmula existente en la actualidad, el IRP, que eleva las pensiones en función de varios criterios en las épocas de crisis.

La parlamentaria socialista Mercè Perea añadió que el mantenimiento del poder adquisitivo se tiene que dar “para todas las pensiones y en todos los periodos, no puede ser de otra manera” porque supondría “estar confrontando” a quienes tienen pensiones más altas y más bajas.

SUBIR SOLO LAS MÁS BAJAS

Por otra parte, PP, Ciudadanos, PDECat y PNV se mostraron partidarios de que cuando haya crisis sólo suban con los precios las más bajas. En concreto, Carles Campuzano, del PDECat, explicó que la redacción de la recomendación dejaría margen para que cada Gobierno considerase cuáles son las pensiones más bajas que subirían con el IPC, mientras que en tiempos de bonanza económica en las que todas las pensiones subirían conforme al IPC las que no lo hicieron en crisis puedan incorporar algún elemento más a la subida.

Campuzano señaló que no es “serio” establecer el criterio del IPC siempre si pueden llegar periodos en los que no se puede cumplir como sucedió en 2010.

Desde el PP, José María Barrios se expresó en esta misma línea y aclaró que “nosotros no vamos a defender una subida generalizada en épocas de crisis porque si no hay suficientes ingresos no puede haber el gasto correspondiente, hay que priorizar las pensiones más bajas”.

Asimismo, señaló que se solicitará la comparecencia de la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, y puntualizó que ella misma “estaba con la intención” de acudir al Pacto de Toledo.

Por Ciudadanos, Sergio del Campo repasó que con estas propuestas “pasamos página respecto al IRP y vamos a hacer un sistema en el que el poder adquisitivo sea el hilo conductor” con el IPC, pero que “dejen margen de maniobra” al nuevo Gobierno para que, en tiempos de crisis, pueda decidir cuáles son las pensiones más bajas que subirían con los precios.