Destacado Economía Nacional Noticias Política

El paro registrado se reduce a 3.254.703 personas, un 6,1% menos que hace un año

El número de desempleados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo en España subió el pasado mes de octubre en 52.194 personas en relación con el mes anterior, cifra inferior a la del año pasado, cuando aumentó en 56.884.

Según los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social publicados este lunes, la cifra total de parados se sitúa en 3.254.703, con lo que el paro registrado continúa en sus niveles más bajos de los últimos nueve años. En términos desestacionalizados, el paro bajó en 27.483 personas.

En los últimos 12 meses, el paro registrado se redujo en 212.323 personas, situando el ritmo de disminución interanual en el 6,12%.

Por género, el desempleo masculino se sitúa en 1.340.190 personas, al subir en 27.039 (2,06%), y el femenino en 1.914.513, al incrementarse en 25.155 (1,3%) en relación al mes de septiembre. Si se compara con octubre de 2017, el desempleo masculino bajó en 125.187 (-8,5%) personas, y el femenino descendió en 87.136 (-4,3%).

Además, el paro registrado aumentó entre los jóvenes menores de 25 años en octubre en 10.724 personas (4,07%) en relación con el mes anterior. En relación con el mismo mes de 2017, el paro entre los jóvenes se redujo en 23.145 personas, lo que supone un ritmo del 7,8%, más de un punto y medio por encima de la tasa de reducción global, que es del 6,1%.

Mientras, entre los que tienen 25 y más años el paro se incrementó el pasado mes en 41.470 personas (1,4%) respecto a septiembre.

Por comunidades autónomas, el desempleo bajó en tres regiones: Comunidad Valenciana (2.902 personas menos), Comunidad de Madrid (-2.106) y País Vasco (-622). Mientras, subió en las 14 restantes, encabezadas por Andalucía (10.854) y Cataluña (10.853).

Por sectores económicos de procedencia de los trabajadores, el paro registrado descendió en la construcción en 3.695 personas (-1,3%). Por el contrario, subió en agricultura, en 9.301 personas (6,6%); en industria, con 2.821 parados más (1,01%); en servicios, en 43.219 personas (1,9%), y en el colectivo sin empleo anterior, en 548 (0,19%).

CONTRATACIÓN

El número total de contratos registrados durante el mes de octubre fue de 2.243.453, lo que supone un incremento de 211.269 (10,4%) sobre el mismo mes del año 2017. De ellos, 242.324 eran contrataciones indefinidas y 2.001.129 contratos temporales.

En octubre se registraron 242.324 contratos de trabajo de carácter indefinido, lo que representa un incremento de 39.782 (19,6%) sobre igual mes del ejercicio anterior, mientras que los temporales aumentaron un 9,37%.

Trabajo destacó que “nunca se habían celebrado tantas contrataciones indefinidas en un solo mes y se encadenan 57 meses de aumentos interanuales”. Además, las contrataciones indefinidas representaron este mes un 10,8% de todos los contratos.

Por su parte, la contratación acumulada en los 10 primeros meses de 2018 sumó 18.714.878, lo que supone 683.930 contratos más (3,79%) que en igual periodo del año anterior.

Hasta octubre se realizaron 1.942.573 contratos indefinidos, que supone un incremento de 315.122 (19,3%) sobre el mismo periodo del año 2017.

En cuanto a duración de la jornada, el pasado mes se celebraron 134.054 contratos indefinidos a tiempo completo y 108.270 a tiempo parcial. En términos acumulados los contratos indefinidos a tiempo completo alcanzaron en los 10 primeros meses del año un total de 1.133.351, un 19,4% más que en igual periodo del año 2017. Mientras, los indefinidos a tiempo parcial, que suponen un total de 809.222, registraron un aumento del 19,3% en relación a igual periodo del año anterior.

Por último, los contratos de formación y aprendizaje comunicados a los Servicios Públicos de Empleo contabilizaron 4.636 en el último mes de octubre.

USO y UGT

La secretaria de Comunicación y Estudios de USO, Laura Estévez, atribuyó hoy la subida del paro entre septiembre y octubre a la “fuerte dependencia” del sector servicios y alertó de que podría empeorar con “la crisis industrial”.

Según advirtió, la situación del empleo corre el riesgo de agravarse con “la amenazadora crisis industrial que estamos observando, con un goteo constante de anuncios de cierres y despidos masivos que no se veían desde los peores años de la crisis y que precisan de actuaciones urgentes que hagan a España atractiva para la implantación industrial de valor añadido y que se frenen las deslocalizaciones”.

En este sentido, afirmó que buena parte de los que encuentran un puesto de trabajo en octubre “no lo hacen porque se cree empleo, sino por la inercia del mes, con contrataciones en Educación y en la Administración de miles de docentes y funcionarios temporales o interinos a la espera de que se estabilice su situación”.

Estévez admitió, no obstante, un destello “de positivismo” en la contratación indefinida porque los de duración indeterminada sobrepasaron el 10% de los contratos mensuales. A su juicio, la conversión de temporales a indefinidos revela que “está aflorando el fraude en la contratación” gracias al plan de la Inspección de Trabajo para destapar contratos irregulares, “como también se ve en la afiliación a la Seguridad Social, que creció en 130.360 personas”.

“La cruz de la contratación indefinida es el tipo de jornada, pues más de la mitad son a tiempo parcial”, subrayó, y repara en que los jóvenes vuelven a ser los más perjudicados con el final del verano, “subiendo tres veces más” el desempleo entre los menores de 25 años que entre los adultos.

Por su parte, la secretaria de políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, consideró hoy que el aumento del número de desempleados entre septiembre y octubre demuestra “la debilidad de nuestro sistema productivo, basado en actividades estacionales muy ligadas al trimestre del verano”.

“La ocupación en cifras anuales aumenta, pero tras ese dato persiste el empleo precario de temporales y parciales, ya que solo el 6% de los contratos registrados en octubre son indefinidos a tiempo completo”, subrayó Barrera.

La responsable de UGT aseguró que para el sindicato es “prioritario” reforzar la protección de las personas, “ya que la tasa de cobertura, en ligero ascenso, se sitúa en el 56,6%, pero deja fuera del sistema de protección a 1,5 millones de personas desempleadas que no perciben ningún tipo de protección”.

En este sentido subrayó que UGT está volcada en un “verdadero plan de choque” por el empleo, acordado por el Gobierno y los interlocutores sociales para mejorar la empleabilidad e inserción de personas desempleadas, con especial énfasis en los colectivos de jóvenes y mayores de 50 años.