Política Sectores

El PSOE denuncia el presunto trato de favor del Gobierno local a Cofely y Waiter Music

El PSOE de Getafe ha presentado una denuncia ante el juez de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional contra el Gobierno municipal por el presunto trato de favor a las empresas Cofely y Waiter Music, investigadas en la trama Púnica.

La secretaria general y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Getafe, Sara Hernández, ha manifestado este lunes en rueda de prensa que la denuncia se basa en la aceptación de dos viajes a París con todos los gastos pagados, supuesto fraccionamiento de contratos para burlar los procedimientos legales y adjudicaciones presuntamente irregulares, lo que podría suponer la comisión de los delitos de prevaricación, tráfico de influencias y cohecho.

Hernández ha indicado que Cofely, “que en el resto de ayuntamientos implicados por la Operación Púnica se dedicaba, presuntamente, al pago de comisiones ilegales, en el caso de Getafe pagó diversos viajes a París para Juan Soler y varios miembros del Gobierno municipal”, lo que podría ser constitutivo de un delito de cohecho “porque los regalos se aceptaron en atención a  su cargo de alcalde”. Asimismo, ha señalado que en mayo de 2012 la Junta de Gobierno local adjudicó a esta empresa por el procedimiento negociado sin publicidad dos contratos de 59.794 y 48.911 euros con el mismo plazo de duración e idéntico objeto.

Según los socialistas, en ambos casos “fueron calificados de irregulares por la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid al no encontrar ninguna justificación del fraccionamiento de las prestaciones en los dos contratos, lo cual permitió que se pudiesen adjudicar cada uno de ellos mediante procedimiento negociado sin publicidad”.

En este sentido, han apuntado que al ser la cuantía de ambos contratos inferior a 60.000 euros se eliminó “la obligatoriedad de abrirlos a la pública concurrencia de cuantas empresas pudieran estar interesadas, quedando en manos del Consistorio la elección de aquellas compañías a las que se considerase oportuno invitar”.

Una petición de ofertas que, según consta en la denuncia interpuesta por los socialistas, también “podría estar plagada de irregularidades que demostrarían que la adjudicación a Cofely estaba pactada de antemano“. Además, han puesto como ejemplo el hecho de que de las tres empresas a las que se les solicitó que presentasen oferta “tan solo dos lo hicieron y en ambos casos los escritos se presentaron en representación de Cofely aun cuando pertenecían formalmente a dos sociedades independientes entre sí”.

En opinión de la portavoz del PSOE, Cofely realizó otros trabajos para el Ayuntamiento que fueron encargados de manera directa y sin que existiese contrato alguno de por medio, ya que “la última relación contractual legal de la compañía con el Ayuntamiento finalizó en septiembre de 2011, pero el Gobierno local continuó encargándole diversos trabajos hasta que se adjudicaron los contratos fraccionados de mayo de 2012, y abonándoselos en diversas facturas cuyo pago llevó al pleno en forma de reconocimientos extrajudiciales de crédito”.

WAITER MUSIC

La denuncia de los socialistas también pone en conocimiento de la Audiencia Nacional la realización de “concursos hechos a medida para que Waiter Music resultase adjudicataria de todos ellos, amparándose en unos supuestos derechos de exclusividad de los conciertos de artistas y fechas determinadas que, en todo caso, contaron con el informe desfavorable de la Intervención General del Ayuntamiento, pero el Gobierno municipal hizo caso omiso”.

Hernández ha explicado que el modo de actuar, igual que en el resto de ayuntamientos implicados, era que Waiter Music “reservaba con determinados artistas su actuación en Getafe en unas fechas concretas, y luego el Gobierno local se encargaba de fijarlo en los pliegos de condiciones de forma que, evidentemente, era esta empresa la única invitada al concurso”.

Al respecto, ha subrayado que la adjudicación de los años 2012 y 2013 se realizó mediante procedimiento negociado sin publicidad, mientras que en 2014 fue concurso abierto, “detalle este que demuestra la arbitrariedad de la elección del procedimiento usado en los años anteriores y más cuando el objeto de todas las adjudicaciones era exactamente el mismo”.

Hernández ha manifestado que los hechos denunciados “son sumamente graves de por sí”. “Ese supuesto trato de favor del Gobierno municipal a estas empresas podría haber recibido su particular agradecimiento en forma de viajes a París sufragados por los mismos que se beneficiaron de ese fraccionamiento de contratos y de esos encargos realizados sin que hubiera contrato alguno entre empresa y Ayuntamiento”, ha apostillado.

Por su parte, el alcalde Juan Soler ya manifestó el pasado mes de octubre sobre su viaje a París que “fue un petardo” porque les tuvieron todo el día para enseñarles primero la nave de la empresa que se encuentra a las afueras de París, donde estuvieron toda la mañana, y luego las oficinas. “Te colocan un rollo para presentarte la empresa, pero no nos hicieron la más mínima insinuación”, subrayó.

EUROPA PRESS

Foto: GTRES