Empresas

El Reina Sofía advierte que si no hay más financiación tendrán que apagar las luces

GTRES
GTRES

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) está negociando con el Gobierno el mantenimiento o una posible subida presupuestaria para el próximo ejercicio, ya que, según ha indicado este jueves su director artístico, Manuel Borja-Villel, el museo “ha tocado fondo”, a pesar de haber “hecho los deberes”, especialmente en el “doble esfuerzo” de reducir gastos estructurales e incrementar de manera “exponencial” los ingresos propios.

Borja-Villel ha desgranado algunas cifras durante la presentación de la temporada 2014-2015 que ahora comienza, en la que el gerente del museo, Michaux Miranda, también ha hecho referencia a las transferencias estatales. “Ya no somos capaces de hacer más recortes, lo siguiente es apagar la luz. Lo mínimo es mantener lo que hay, así que lo exigible sería mantener”, ha dicho el gerente.

Miranda también ha indicado que durante 2013, para hacer frente al desfase entre sus ingresos y gastos presupuestarios consecuencia del recorte de las transferencias del estado, el museo tuvo que hacer uso de 1.161.506,16 euros de sus disponibilidades de tesorería, una cantidad que podría ser similar al finalizar este año.

De los cerca de 33 millones de euros de presupuesto global con los que ha contado el museo este año, alrededor de 10.200.000 euros se han obtenido gracias a los ingresos propios, un porcentaje que se eleva del 24 por ciento de 2013 al 30 por ciento de 2014.

En este sentido, destacan los ingresos por donaciones y depósitos así como por itinerancias, para las que está previsto ingresar alrededor del millón de euros, a la espera de poder añadir nuevos proyectos.

Por ello, y para conseguir que los recortes o los nuevos presupuestos afecten “lo menos posible al público”, Borja-Villel está hablando y negociando “con todos” los agentes responsables que “quieran oír” esta petición, con el fin de conseguir un aumento en la cifra que el Estado destina al centro de arte dentro de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), “o al menos que no se baje”.

Esperan superar los 2,5 millones de visitas

En cuanto a las cifras de visitas, el director del Reina Sofía ha indicado que a finales de año se espera superar a los 2,5 millones de visitas. De momento, y según los datos obtenidos hasta agosto de este año, las visitas del museo han descendido un 20 por ciento respecto a 2013 (año en el que, según indica, hay que tener en cuenta el “paréntesis” que supuso la exposición de Dalí), aunque supone un seis por ciento más que las visitas recibidas durante el mismo periodo de 2012.

Preguntado acerca de la Ley de Mecenazgo que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte espera poder aprobar a lo largo de esta legislatura, Borja-Villel ha indicado que desde el Ministerio se está intentando conseguir y asegura que, “teniendo en cuenta que hay una disminución de transferencias, es necesario”. Del mismo modo, y en referencia al IVA, indica que “el mundo del arte está en una crisis bastante profunda, así que todos los impedimentos y dificultades son una ayuda”.

En cuanto al precio de la entrada, que actualmente es de ocho euros para la general y de entre cuatro y cinco euros para las temporales, Borja-Villel ha señalado que no está previsto un aumento.

A pesar de la reducción presupuestaria de los últimos años, que se ha reducido en más de diez millones de euros en comparación con el presupuesto global de 2011, el director del Reina Sofía insiste en que la intensidad, el tipo de obras y la dimensión de las exposiciones no han variado demasiado.

El coche oficial ahorra dinero al Reina Sofía

Preguntado por el uso de un “coche oficial”, Borja-Villel matiza que el vehículo es del museo y que no está destinado únicamente a sus necesidades: “Lo uso yo o quien lo tenga que usar”. En este sentido, señala que para movimientos como traslados de artistas al aeropuerto, disponer de un coche “ahorra mucho al museo”.