Economía

El sector bancario no levanta cabeza

Las bolsas del Viejo Continente ha sufrido descensos generalizados en una de las peores sesiones en lo que llevamos de 2015, con retrocesos que han ido desde el -1,97% del Ibex al -0,24% del FTSE británico. Alemania vive muy pendiente de las negociaciones entre Ucrania y Rusia, uno de sus grandes socios comerciales, y ha visto caer un -1,70% su índice de referencia DAX. El Ibex ha cerrado en los 10.364 puntos, si bien ha llegado a cotizar por debajo de los 10.300 en determinados momentos. Los números rojos se han suavizado algo después de la apertura en Wall Street, que lo ha hecho con leves recortes.

Los temores sobre un hipotético incumplimiento del pago de la deuda griega han vuelto a marcar la sesión de hoy. Especialmente perjudicados se han visto los bancos, y es que los 7 del Ibex han finalizado con pérdidas superiores al -2%.Las entidades medianas se han llevado la peor parte: Bankinter -4,1%, Bankia -3,7% y Sabadell -3,1%.

Choca que este sector haya caído en picado desde finales de enero, precisamente coincidiendo con el lanzamiento del QE de Draghi. Una mezcla se factores pueden estar detrás de este comportamiento: Grecia, las sentencias sobre las cláusulas suelo, la tendencia bajista desde el punto de vista técnico, o incluso las dudas sobre su correcta capitalización (un ejemplo de esto es la sorprendente ampliación del Santander, o los Cocos emitidos por Popular y los que va a emitir BBVA).

Sin embargo, las compañías ligadas a las materias primas están soportando mejor el temporal, gracias a la recuperación de los precios del petróleo y otros materiales. Es el caso de Arcelormittal, que hoy ha liderado los avances al revalorizarse un +3,47%. Por su parte,  Técnicas Reunidas ha cerrado en verde (+0,85%) y Repsol ha perdido hoy ‘solo’ un -0,63%.

Los mercados de deuda soberana europea se están viendo perjudicados por la incertidumbre en torno a Grecia. Las primas de riesgo de España e Italia han repuntado 10 puntos básicos, hasta los 121 y 130 respectivamente. La de Grecia se vuelve a colocar por encima de los 1.000 puntos básicos. En el país heleno, hoy la bolsa se ha dejado casi un -5%.

Self Bank