Política Sectores

El sector de los seguros acelera su recuperación al mantener una elevada solvencia

Los sectores de Vida y No Vida experimentan comportamientos contrarios

El sector asegurador mantiene una elevada solvencia y confirma la recuperación de su negocio que se inició en el año 2013. Según el informe de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), en 2014 el segmento No Vida fue el que tuvo una recuperación más acentuada, representando una tasa del 1,14 por ciento. Aquí, mientras que las ramas de Salud y Decesos continúan creciendo con tasas del 6 por ciento, mayores al crecimiento del año anterior, los Automóviles y Multirriesgos se contraen un 0,4 por ciento.

El resultado técnico-financiero del ramo de Vida crece un 1,6 respecto al año anterior al pasar del 10,7 al 9,1 por ciento. Esto se debe al empeoramiento del resultado técnico a pesar de la mejora en el resultado financiero. En la rama No Vida pasa el efecto contrario ya que tanto el resultado técnico como el financiero crecieron en un 1,5 y 0,8 por ciento respectivamente.

En los ratios de solvencia se observa una elevada solvencia en el sector porque se mantienen en niveles de superávit aunque se registró una ligera disminución en el ratio de cobertura y en el de solvencia. Sin embargo, se observa un comportamiento diferente en los sectores de No Vida y Vida. Frente a la tendencia alcista del sector No Vida tanto en el ratio de cobertura, que aumenta un 4,4 por ciento, y en el margen de solvencia (6,4 por ciento), el Vida disminuye un 0,6 en el ratio de cobertura y un 8,2 en el margen de solvencia.

En lo relativo al se4ctor de planes y fondos de pensiones, durante 2014 disminuye el número de entidades gestoras, de las entidades depositarias y el número de planes de pensiones. Por el contrario, se incrementa el número de fondos de pensiones.

En relación con el grado de desarrollo de los planes y fondos de pensiones, destaca el crecimiento del patrimonio gestionado en un 1,04 como consecuencia de la mejora de los mercados financieros, del aumento de las aportaciones a planes de pensiones (13,05) y de la reducción de las prestaciones pagadas, que descendieron un 7,14 por ciento.

Para finalizar, el sector de la mediación de seguros y reaseguros ha continuado desempeñando una labor fundamental. Tanto para el cliente como para las compañías de seguro y reaseguro, sirviendo tanto como un mecanismo básico en la distribución de seguros como un canal de información adecuada y transparencia a favor del cliente.

Yasmina Pena